Medio Ambiente

Los ecologistas denuncian que el Ayuntamiento de El Puerto sigue con las talas indiscriminadas

  • Este colectivo considera urgente la elaboración de un Plan Forestal Municipal

Una tala en el Pago de la Alhaja, el pasado mes de octubre. Una tala en el Pago de la Alhaja, el pasado mes de octubre.

Una tala en el Pago de la Alhaja, el pasado mes de octubre.

"El Área de Medio Ambiente y Movilidad Sostenible continúa, a pesar de los cambios de gobierno, con la misma política en materia de cortas y talas del arbolado urbano, sirviendo cualquier excusa para su eliminación, tanto en los espacios públicos como en los privados". Esta es la denuncia que realizan desde Ecologistas en Acción, quienes recuerdan que "el arbolado urbano es fundamental en las ciudades para asegurar su calidad ambiental, contribuyendo al bienestar de los ciudadanos y ocupando un importante lugar en la ecología de las ciudades".

Para los ecologistas "el arbolado no debe ser algo accesorio o meramente decorativo en la ciudad, sino que debe formar parte fundamental de ella como lo son el alumbrado o el alcantarillado, y que requiere de un adecuado mantenimiento técnico realizado por profesionales ajenos a presiones e intereses políticos o circunstanciales. Sin embargo, en El Puerto y desde el Área de Medio Ambiente todos los gobiernos municipales parecen haber despreciado el arbolado urbano, con continuas talas sin justificación alguna, y sin la búsqueda de otras alternativas cuando provocan algún problema. Sirvan como ejemplos los últimos casos denunciados en Vistahermosa, Perpetuo Socorro, La Caridad o Pago de la Alhaja".

Desde el colectivo continúan exponiendo que "por toda la ciudad observamos permanentemente cortas y podas de arbolado, tanto en zonas públicas como en parcelas privadas, la mayoría de ellos sanos y de gran porte, con la simple justificación de que molestan a algunos vecinos, ensucian, están enfermos, o causan daños sus raíces. Además, la mayoría de las cortas no conllevan reposición, encontrándose los alcorques vacíos, cuando no tapados. Miles de árboles han desaparecido de nuestras calles y plazas en las últimas décadas, ante la complacencia y complicidad de los responsables del Área de Medio Ambiente. Es necesario apostar por la plantación y mantenimiento de especies que se adecúen a las calles y plazas de nuestras ciudades, y reponiendo todos aquellos que se vayan perdiendo,  hay que diseñar los espacios públicos con arbolado que al cabo de unos años no haya que cortar".

También denuncian que algunas de las podas que se hacen tanto en parcelas públicas como privadas podrían catalogarse de abusivas, dejando al árbol una pequeña copa que en la mayoría de las ocasiones le condena a la muerte en unos años.

"Es necesario el cumplimiento estricto de las ordenanzas municipales sobre corta y poda del arbolado urbano, ejerciendo el cumplimiento de su inspección. Además, es urgente contar con un Plan Forestal Municipal que gestione y promueva el arbolado urbano en un marco adecuado de valoración, conservación, disfrute y colaboración ciudadana", concluyen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios