El Puerto

La depuradora sólo tuvo seis muestras no conformes de las 397 tomadas en 2016

  • Apemsa presenta la declaración anual de vertidos ante la Consejería de Medio Ambiente

Una imagen del interior de  la depuradora de aguas residuales de Las Galeras.

Una imagen del interior de la depuradora de aguas residuales de Las Galeras.

El pasado 19 de enero la empresa de aguas, Apemsa, presentó la Declaración Anual de Vertidos del año 2016 en la delegación provincial de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. En ella se incluyen los datos correspondientes a la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) Las Galeras del pasado año, que indican que solo hubo seis muestras no conformes de las 397 analizadas en el año 2016, quedando ampliamente por debajo de 25, número máximo permitido de muestras no conformes que establece la ley (Real Decreto 509/1996 que transcribe al ordenamiento jurídico español la Directiva europea 271/91) y la propia Autorización de Vertido concedida a Apemsa en 2006.

"Incluso algunas de estas seis muestras no conformes podrían ser legalmente no tenidas en cuenta, unas por corresponder al periodo de reparación de la avería ocurrida en diciembre de 2015 y otras por afectar exclusivamente al parámetro 'Sólidos en Suspensión', siendo conformes los otros parámetros analizados en la misma muestra", indica el director gerente, Manuel Ferraz.

Los datos aportados incluyen, además de las analíticas que la propia Apemsa realiza, los datos de las muestras tomadas y analizadas por la Entidad Colaboradora de la Consejería de Medio Ambiente (ECCMA), un laboratorio externo contratado para realizar el seguimiento de las normas de emisión de la EDAR.

Asimismo, los resultados obtenidos en la otra depuradora gestionada por Apemsa, la situada junto a los centros penitenciarios, han sido también favorables y, en este caso, no hay ninguna muestra no conforme, "si bien esto no es una novedad toda vez que, a diferencia de la anterior, se trata de una instalación cuyo diseño está muy probado y sobredimensionada para el caudal que trata en la actualidad".

Por ello, el gerente de Apemsa hace un balance satisfactorio y espera que este año no se suscite ninguna polémica sobre el funcionamiento de la depuración de aguas residuales en El Puerto.

Desde el punto de vista cuantitativo, en el año 2016 la depuradora de Las Galeras ha tratado más de 8.000 millones de litros de aguas residuales, de las cuales se han retirado, para emplearlos como fertilizante, 8.700 toneladas de fangos (un 19% más que el año 2015). Además, se han llevado a vertedero autorizado 350 toneladas de residuos asimilables a residuos sólidos urbanos y 320 toneladas de áridos.

Por su parte, la depuradora situada junto a los centros penitenciarios trató otros 350 millones de litros de agua residual.

Si bien los resultados obtenidos no han sido malos, el gerente de Apemsa califica la situación de "frágil", ya que el propio diseño de la EDAR y las siempre difíciles condiciones en su interior, hacen que pueda surgir en cualquier momento una avería en alguna de las áreas de tratamiento que haga que el rendimiento de la planta disminuya hasta que pueda procederse a su reparación. El tanque de regulación de 9.000 metros cúbicos que entró en funcionamiento en 2014, ayuda a controlar este tipo de eventualidades pero no puede impedirlas totalmente.

La nota más triste que quedará en los registros del año 2016, es el accidente y posterior fallecimiento de un trabajador de una de las subcontratas que trabaja habitualmente en la planta. "Ha sido un golpe muy duro para todos, especialmente para los trabajadores que vivieron aquel momento en primera persona y que incluso se expusieron para asegurar la zona y que no hubiera más afectados. Es la primera vez que pasa algo así en 22 años que lleva funcionando la depuradora, y esperamos que nunca más ocurra".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios