El Puerto

Los bomberos actúan de madrugada para sofocar un incendio en El Ancla

  • El fuego se originó en una mesa de camilla de una 5º planta y afectó al salón y la cocina de la casa · Los inquilinos intentaron apagarlo sin éxito y abandonaron el bloque

Los bomberos han tenido que volver a actuar en El Puerto en apenas una semana para sofocar un incendio declarado durante la madrugada, en esta ocasión en la 5º planta de un bloque de la urbanización El Ancla, número 21. El Servicio de Bomberos recibió aviso a las 02.01 horas de la madrugada de ayer domingo del incendio en un piso de dicha urbanización, junto a la calle Áncora. El fuego se inició en un calefactor situado bajo una mesa de camilla y en un primer momento la pareja que se encontraba en el piso trató de sofocarlo, aunque sin éxito, optando por abandonar urgentemente la vivienda, sin daños personales. Una vez recibido el aviso, se trasladaron hasta el lugar siete bomberos y dos vehículos autobombas, además de uno de mando, que invirtieron más de 2.000 litros de agua para sofocar las llamas, extendiéndose la intervención durante algo más de dos horas, es decir hasta las 04:20 de la madrugada.

Según la información facilitada por el Consorcio Provincial de Bomberos, no fue necesario evacuar el edificio, al estar ocupado tan solo dos de las viviendas del bloque (la que resultó siniestrada y un piso bajo), que está situado en la Costa Oeste. Además, cuando llegaron al lugar los efectivos contraincendios, los ocupantes del piso se encontraban ya en el exterior, de forma que el bloque habría sido desalojado por los propios inquilinos, que pudieron regresar después a sus viviendas.

El fuego en el piso se había extendido con rapidez, de forma que cuando los bomberos entraron en la vivienda, el salón estaba en llamas y se había propagado el incendio a la cocina anexa, que se vio afectada por el siniestro.

Una vez extinguidas las llamas, los bomberos tuvieron que remover los enseres domésticos y materiales quemados para terminar de controlar el incendio por completo, ya que también se habían desprendido fragmentos de las bovedillas del techo, al alcanzar altas temperaturas. El resto de la vivienda se vio afectada por el humo y las elevadas temperaturas, teniendo que emplear los efectivos del Consorcio bastante tiempo posteriormente en la ventilación del piso, para lo que usaron un turboventilador y herramientas de mano para completar los trabajos de demolición.

En total, participaron en la operación para controlar el incendio los siete números del Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz; tres vehículos: una autobomba rural pesada (R-18), otra pesada urbana (U-41) y un coche de mando (M-35). Además, los bomberos emplearon en su actuación 6 equipos de respiración autónoma y 8 mangueras de 25 mm.

El servicio comenzó con una llamada a la Sala de Emergencias del 085, concluyendo con el regreso de los vehículos al Parque de bomberos de El Puerto. En el lugar se personaron efectivos de la Policía Local y de la Policía Nacional de la Comisaría portuense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios