El Puerto

Una avería deja sin agua un día entero al Poblado de Doña Blanca

  • Los vecinos culpan a Apemsa de la situación ya que aseguran que se avisó enseguida a la empresa y los técnicos dejaron la reparación para el día siguiente

El Poblado de Doña Blanca, situado a seis kilómetros del casco urbano de la ciudad y un enclave eminentemente rural en el que vive un millar de familias, ha estado cerca de 24 horas sin agua a causa de una avería, que se solucionó finalmente sobre las seis y media de la tarde de ayer.

La página web de la empresa municipal de aguas, Apemsa, recogía ayer la incidencia de esta avería, que según decían iba a estar reparada a las tres de la tarde, aunque finalmente fue necesario emplear tres horas y media más en los trabajos.

Vecinos del Poblado explicaban ayer a este periódico que todo comenzó a la una y media de la tarde del lunes, cuando técnicos de Apemsa acudieron a la parte trasera del bar situado en la plaza central del enclave porque había una pérdida de agua. Según relatan los vecinos, los técnicos acudieron pero no le dieron demasiada importancia al asunto, por lo que dijeron que volverían a reparar la avería al día siguiente (por ayer). Pero a eso de las ocho de la tarde del mismo lunes, el escape de agua fue a más y la calle del bar comenzó a anegarse, por lo que el propietario volvió a llamar a Apemsa, que acudió de nuevo a la zona y optó por cortar el suministro de agua.

El problema, según los vecinos, fue que se cortó la llave de paso situada en la zona baja del Poblado, en lugar de haberse cerrado la que se ubica junto a la carretera del Portal, situada en una cota más alta. Así, al cortarse el suministro en la zona baja, el caudal procedente de la Carretera del Portal terminó por reventar la tubería, con unos cincuenta años de antigüedad, que no soportó la presión. Los vecinos creen que hubiera sido mucho más lógico cerrar esa llave de paso de la Carretera del Portal o incluso haber cerrado algunas de las llaves sectoriales que hay en el Poblado, con lo que no se hubiera tenido que dejar completamente sin agua a todos los vecinos.

Los trabajos de los técnicos de Apemsa se realizaron ayer durante toda la jornada, hasta pasadas las seis de la tarde, cuando el agua comenzaba a llegar de nuevo a las casas. Los vecinos también lamentan que no se hubiera advertido a las familias antes de cortar el suministro, ya que de esta manera se podría haber efectuado algún acopio de agua para las tareas más básicas.

Entre los afectados por el corte de agua se encontraba el colegio público ubicado en el Poblado, que dio las clases con normalidad aunque no se pudo contar con agua corriente. Por fin sobre las siete de la tarde se normalizó la situación, ya que tras el corte del suministro este tardó algún tiempo en normalizarse, una vez fue reparada la avería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios