Medio Ambiente

El alcalde ordena el desalojo de la parcela de los huertos urbanos

  • Los ecologistas estaban adecuando el espacio para el cultivo ecológico, con permiso del gobierno anterior

Los ecologistas, limpiando la parcela donde querían levantar los huertos urbanos. Los ecologistas, limpiando  la parcela donde querían levantar los huertos urbanos.

Los ecologistas, limpiando la parcela donde querían levantar los huertos urbanos.

El alcalde, Germán Beardo, ha firmado un decreto por el que exige a Ecologistas en Acción la devolución de la llave y el desalojo de la parcela municipal ubicada en el Camino de los Enamorados, en la que se están realizando trabajos de adecuación para instalar huertos urbanos abiertos a toda la ciudadanía.

Ecologistas en Acción solicitó autorización al anterior alcalde, David de la Encina, para realizar trabajos de limpieza con el objetivo de destinar esta parcela, que estaba abandonada, a huertos urbanos para que vecinos y personas interesadas puedan cultivar, en régimen ecológico, sus propias hortalizas. David de la Encina lo autorizó dando al colectivo un plazo de un mes para realizar la limpieza de la parcela, lo que se ha cumplido.

Ecologistas en Acción ha asumido además el coste del transporte de residuos y de maquinaria para realizar catas para comprobar la idoneidad del suelo para el cultivo. Ahora que todo está listo para preparar las parcela de cultivo, el alcalde, antes incluso de nombrar las delegaciones de área, y sin siquiera realizar una visita a la parcela para comprobar el trabajo realizado ni ponerse en contacto con los ecologistas, les remite un decreto exigiendo el desalojo de la parcela. “Sorprende tanta celeridad cuando el Ayuntamiento suele tardar meses en respondernos, habiendo tenido que intervenir en alguna ocasión el Defensor del Pueblo para exigir contestación a nuestros requerimientos de información. Esta urgencia se la podrían dar en aprobar la Ordenanza de Huertos, que lleva dos años paralizada”, lamentan.

El colectivo lamenta “que se desaloje a quien trabaja de forma altruista y no desalojen a los que tienen usurpados decenas de miles de metros cuadrados de suelo municipal para uso privativo en la Sierra de San Cristóbal y el Coto de la Isleta. Sus prioridades les retratan”, concluyen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios