El Puerto

Sin acuerdo y la basura en la calle

  • La UTE que gestiona Las Calandrias exige al Ayuntamiento que reconozca la actualización de precios para usar la planta · El Ayuntamiento efectuó ayer un pago pero los camiones no pudieron acceder al recinto

El panorama en El Puerto era ayer desolador. Los contenedores de todo el término municipal, sobre todo de las barriadas pero también del casco histórico, permanecieron durante todo el día atestados de basuras y con muchas bolsas ya esparcidas por el suelo, en la jornada en la que se cumplía el cuarto día completo sin recogida por parte de los camiones de FCC, que realizaron el último servicio en la jornada del sábado, aunque esos residuos tampoco se pudieron depositar en el vertedero de Las Calandrias al impedir el acceso al mismo la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Sufi y Verinsur, por los pagos que les adeuda el Ayuntamiento.

Ayer mismo el presidente de la UTE y responsable territorial de Sufi, José Sanz, explicaba en una nota de prensa que el problema con el que se ha encontrado el Ayuntamiento de El Puerto "le ha venido siendo comunicado a través de innumerables escritos seguidos de no menos reuniones auspiciadas por los directivos portuenses de la UTE -en referencia a Francisco Pérez Sánchez y José Joaquín Jiménez Portela- que han realizado ímprobos esfuerzos y un innegable ejercicio de paciencia para buscar soluciones". El presidente de la UTE considera que la amenaza municipal de demandar a Las Calandrias evidencia "la falta de argumentación jurídicamente viable".

Desde la UTE explican que ellos gestionan la planta de Las Calandrias por contrato mercantil, no por concesión, y recuerdan que las facturas que emiten son pagaderas a noventa días y están sometidas a actualizaciones de precios previstas en el mismo contrato. José Sanz insiste en que el Ayuntamiento, en primer lugar, "no paga a noventa días, tiene acumulados más de tres impagos sucesivos y más de seis en el periodo de un año, y no admite desde 2008 la revisión de precios contractualmente prevista, tampoco una revisión extraordinaria derivada de la negociación colectiva que previamente autorizó", y añade que "sin embargo la UTE ha cumplido hasta ahora sus obligaciones pactadas".

Por todo ello, la empresa que gestiona la planta de tratamiento de residuos de Las Calandrias pide al Ayuntamiento "que proceda a aprobar la deuda real contraída frente a la UTE, que supera el millón trescientos mil euros, sin considerar el impacto de la morosidad". José Sanz especifica que esta deuda, promediada, equivale a nueve meses de prestación del servicio y añade que el Ayuntamiento "debería igualmente resolver pagar para restablecer su posición contractual, sin que el pago reclamado responda a aquel que la Intervención Municipal y las concejalías competentes anuncian estar buscando".

Finalmente, el presidente de la UTE señala que "el pago que merece la empresa es el resultante de su factura corriente, una vez reconocido y aprobado lo que por contrato le corresponde". Es decir, que para dejar entrar de nuevo a los camiones de FCC a Las Calandrias, el Ayuntamiento tendría antes que reconocer la deuda existente, con la actualización de los precios y pagar la última factura pendiente.

El Ayuntamiento, tras una intensa jornada de negociaciones, emitió a última hora de la tarde un comunicado en el que explicaba que por la mañana se había hecho efectivo un pago a Las Calandrias, aunque no especificaba de qué cantidad. A pesar de ello la planta no abrió sus puertas, no así la de Verinsur, que sí abrió la de la planta que acoge los residuos más voluminosos. Precisamente hoy va a pleno la actualización de tarifas de 2009 y 2010 para la planta de la empresa Verinsur.

Desde el Ayuntamiento se informaba ayer de que todo está "absolutamente preparado y dispuesto un dispositivo especial para, una vez abierta la planta, poder recoger la basura acumulada en las calles en el menor tiempo posible, seguida de un dispositivo de limpieza y baldeo para devolver las calles a su estado original cuanto antes. Sin embargo, esto no es posible hasta que uno de los propietarios de Las Calandrias (Sufi) termine con esta situación que tanto perjuicio está causando a los portuenses", dicen, añadiendo que "si se paga y no se abre la planta, es que el problema no era la falta de pago".

En cuanto a la revisión de las tarifas que exige la UTE, el equipo de gobierno considera que " no es a este Consistorio al que le compete la revisión de los precios que persigue la gerencia de Las Calandrias, sino a la comisión de seguimiento que debería de haber constituido hace varios años el Ayuntamiento de Jerez y que desde el Ayuntamiento de El Puerto se ha requerido en multitud de ocasiones. No ha sido hasta ahora cuando Aguas de Jerez ha accedido a convocar la citada comisión de seguimiento, que será la que tenga que dirimir esta demanda de Las Calandrias de revisión de precios, por lo que achacar esta no revisión al Ayuntamiento de El Puerto y, por este motivo, cerrar las puertas a los camiones de El Puerto es considerado como un acto injusto y que podría ser incluso ilegal, cuestión que está siendo estudiada para emprender cuantas acciones legales sean precisas contra la dirección de Las Calandrias", dicen.

Por otra parte, el Ayuntamiento no reconoce la cifra de la deuda que aporta la empresa, ya que como señalan en el comunicado "la cifra aportada de 1.300.000 euros en nada coincide con la realidad. Esta empresa sabe que desde hace varios meses les están siendo devueltas las facturas por no estar bien presentadas y, por tanto, no están contabilizadas en el Ayuntamiento, ya que la empresa presenta las facturas con la revisión de precios que aún no ha sido acordada por la comisión de seguimiento que tantas veces ha pedido el Ayuntamiento de El Puerto que se convoque y que el Consistorio portuense no puede aplicar de manera unilateral, por lo que la deuda municipal no excede de las facturas correspondientes a dos meses", aseguran.

Por otro lado, los trabajadores de la concesionaria del servicio de limpieza, FCC, estuvieron ayer todo el día pendientes del cobro de sus salarios, ya que aún no habían percibido los correspondientes al último mes. Tras una larga jornada de reuniones y negociaciones, ayer el presidente del comité de empresa, Manuel Hidalgo, confirmó que FCC abonará hoy mismo la última nómina a los trabajadores, por lo que estos ya estarían dispuestos a retirar la basura de las calles en cuanto se solucionara el conflicto con Las Calandrias. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios