El Puerto

Las obras para acceder al nuevo centro de emergencia social, aún sin fecha

  • El Ayuntamiento trata de cerrar un acuerdo con las empresas públicas SEPES y EPSA para adelantar parte de la urbanización de los terrenos y poder dotar de suministros a las instalaciones, ya terminadas

El flamante edificio de emergencia social que se financió con cargo a una de las subvenciones de los Fondos Estatales de Inversión Local (FEIL) sigue a la espera de una solución que permita su puesta en marcha, una vez que lleva ya algún tiempo totalmente terminado pero sin poder ser estrenado, debido a que se levanta en una zona aún pendiente de urbanizar, en La Florida.

El concejal de Mantenimiento Urbano, Damián Bornes, señaló a este periódico con respecto a la futura puesta en marcha del edificio que de momento no se baraja fecha alguna, ya que se están manteniendo conversaciones con la Entidad Estatal de Suelo SEPES, dependiente del Ministerio de Fomento, y con la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) para ver en qué condiciones se hace la obra de construcción de los accesos al edificio.

EPSA tiene firmado un acuerdo con SEPES para la urbanización de los terrenos de La Florida, pero la operación arrastra un tremendo retraso, lo que ha hecho al Ayuntamiento buscar alguna alternativa que le permita poner en uso el nuevo centro social sin tener que esperar a que los organismos supramunicipales terminen la urbanización. Esta alternativa ha sido la inclusión en los presupuestos municipales para este año de una partida de 200.000 euros para la construcción de unos accesos provisionales, ya que en estos momentos aunque el edificio está terminado y con el equipamiento adquirido y listo para su instalación, no se puede poner en uso debido a que no hay cómo llegar hasta el edificio (no hay calles ni viales) y tampoco se cuenta con suministro de luz no abastecimiento de agua.

Así las cosas, la intención del Ayuntamiento, para evitar que el edificio se deteriore y que la asociación Anydes pueda trasladar allí su casa de acogida, es llegar a un acuerdo con SEPES y EPSA para que le permitan habilitar unos accesos y servicios provisionales, en tanto de urbaniza toda la zona.

Esta solución, sin embargo, no parece que se vaya a poner en práctica a corto plazo teniendo en cuenta lo que se demora cualquier trámite en el que haya implicadas varias administraciones, y de momento el edificio sigue esperando.

Desde la asociación Anydes tampoco saben cuándo podrán trasladares a las nuevas instalaciones, aunque confían en que Ayuntamiento, Junta y Fomento puedan llegar pronto a un acuerdo que permita la creación del acceso provisional necesario para poder abrir el edificio. Entretanto la casa de acogida sigue funcionando en su actual emplazamiento de la avenida de Valencia, una sede también de propiedad municipal que aunque presenta algunos desperfectos, fue sometida hace algunos meses a una serie de mejoras.

La construcción del centro de emergencia social ha costado más de un millón de euros y fue uno de los proyectos más cuantiosos ejecutados con cargo a los fondos FEIL, ya que también se incluyó en estos planes el equipamiento de las instalaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios