Incidencia del coronavirus

Usuarios y empleados del centro de mayores de El Madrugador, en El Puerto, reciben la segunda dosis de la vacuna

  • La residencia ubicada en la calle Zarza se encuentra en estos momentos libre de Covid

Una imagen de la vacunación en la residencia portuense. Una imagen de la vacunación en la residencia portuense.

Una imagen de la vacunación en la residencia portuense.

El colectivo más vulnerable ante el coronavirus, el de las personas mayores, y la plantilla  de trabajadores que le ofrece servicio en las dos residencias que gestiona la Diputación Provincial de Cádiz ya han completado su proceso de vacunación para obtener la inmunidad ante el coronavirus.

La segunda dosis de la vacuna fue administrada en el Centro Matía Calvo de Cádiz el domingo 24 de enero, mientras que este martes ha sido el turno de los 38 residentes del Centro El Madrugador los profesionales que allí desempeñan sus funciones, tanto como personal de la empresa matriz, la Diputación, como de las empresas auxiliares. 

Esta segunda tanda se ha administrado sin incidencias, cuando se cumplen 21 días desde que fue inyectada la primera. No obstante, no se completa el proceso hasta que transcurran siete días más, momento en el cual se considerará a este grupo como inmunizado. En el caso de los residentes se registra una excepción, de los 38 que ocupan plaza actualmente, una persona ha recibido hoy su primera dosis, ya que en la primera fecha no fue posible administrársela, así que dentro de otros 21 días se procederá a su segunda y última vacunación. La residencia de El Puerto finaliza este proceso en estos momentos libre de Covid-19.

En el caso del centro de mayores Matía Calvo, de Cádiz, en la actualidad hay un caso positivo entre los usuarios y rige un sistema de cuarentena de toda la comunidad, dividido en tres niveles. En el más severo, situado en un ala independiente del edificio y con las máximas medidas de aislamiento y prevención, se encuentra esta persona, único caso activo, y, por precaución, una segunda, con PCR negativo, pero con una prueba de antígenos previa que detectó el virus. En el segundo nivel de cuarentena, figuran otras ocho personas residentes, también con PCR negativas pero consideradas contactos estrechos de las anteriores, ubicadas en otro espacio independiente. El resto de usuarios también permanece en aislamiento preventivo en sus habitaciones, con salidas muy limitadas, hasta que no haya ningún caso activo. A lo largo de esta semana se efectuarán nuevas pruebas PCR para plantear una finalización paulatina de la cuarentena. Los trabajadores que dieron positivo, un total de cinco, y diez empleados más, sus contactos estrechos, fueron dados de baja para iniciar su aislamiento domiciliario y ya se están incorporando progresivamente, según va cumpliéndose los plazos y con pruebas que ofrecen resultados negativos.

 

            

 

          

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios