Patrimonio histórico

Unión Portuense lleva a pleno la recuperación del fuerte de Santa Catalina

  • La zona suele ser escenario de botellones en los últimos tiempos

El portavoz de UP, Javier Botella, y José Luis Romero en las ruinas de Fuerte Ciudad.

El portavoz de UP, Javier Botella, y José Luis Romero en las ruinas de Fuerte Ciudad.

El grupo municipal Unión Portuense llevará al pleno ordinario de este miércoles la puesta en valor de las ruinas del Fuerte de Santa Catalina. Situado entre la playa de la Muralla y la playa de La Calita, es uno de los enclaves más simbólicos de la ciudad y, a su vez, desconocido por muchos portuenses.

Las ruinas de Fuerte Ciudad, muralla de la desaparecida Batería del Palmar (s. XVIII), la Punta de Santa Catalina o las ruinas del Castillo de Santa Catalina (s. XVI) son una parte de una edificación que fue declarada por triplicado como Bien de Interés Cultural por primera vez en 1949, en 1985 y por último en 2012 por la Junta de Andalucía. Siempre con el espíritu de velar por su protección, con el paso del tiempo, sin embargo, se han convertido en unas ruinas totalmente descuidadas. Situado a la entrada de la Bahía de Cádiz, era parte importante del sistema defensivo de la zona, desde su torre podía divisar la entrada de la Bahía y avisar a las fortificaciones cercanas.

También es comparado con el Castillo de Santa Catalina de Cádiz, que, siendo muy similares en construcción, en forma y época, no ha permanecido igual en cuanto a la conservación y mantenimiento, lo que hubiera permitido que hoy los portuenses pudieran gozar de un espacio cultural e histórico muy bien conservado. Por el contrario, sólo se mantiene una muralla que, con el paso de los años, va degradándose y terminará desapareciendo por la erosión del agua salada y de los vientos.

Javier Botella, portavoz de Unión Portuense, considera que "estas actuaciones municipales tienen que enfocarse en dos direcciones: la primera, por respeto a nuestra historia e identidad, es la recuperación de nuestro patrimonio histórico, y la segunda es la creación de un nuevo reclamo turístico. Son muchos los que se echan la foto con sus murallas desconociendo por completo el tesoro que alberga dicho patrimonio. Adecentar esta zona abriría la puerta a inversiones o proyectos más ambiciosos como el anunciado en 2017 por parte de Costas, proyecto que como tantos otros siguen esperando en el cajón”.

José Luis Romero Alonso, coordinador de Promoción de la Ciudad en Unión Portuense explica que “en El Puerto tenemos un problema con nuestros enclaves arqueológicos, este es solo uno de los muchos que tenemos que no se ponen en valor para el disfrute de visitantes y portuenses. El Castillo, o Fuerte, de Santa Catalina tiene el atractivo extra de encontrarse en un espacio natural privilegiado entre la playa La Muralla y la playa de la Calita que tanto tránsito tiene, no solo en verano, sino también en invierno. Desgraciadamente, y debido al turismo ‘low cost’ que hemos sufrido este verano, parece que vamos en la dirección contraria, utilizándose este lugar para hacer botellones y organizar diferentes fiestas, pese a las prohibiciones”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios