El Puerto

El comedor de Sol y Vida abrirá hoy custodiado por la Policía Local

  • El Ayuntamiento libró ayer 7.000 euros de los 17.000 que se adeudan a la empresa de seguridad privada que desde julio de 2008 vigila las instalaciones

El cierre durante el día de ayer de las instalaciones del comedor social que regenta la asociación Sol y Vida en la calle Cruces no dejó indiferente a nadie, ni a los usuarios que a primera hora se acercaban a desayunar como cada día, ni al Ayuntamiento, que se mostró bastante molesto con la decisión de la entidad.

La concejala de Bienestar Social, Mariola Tocino, convocó una rueda de prensa urgente para explicar la postura del Ayuntamiento, acusando a la asociación de haberse precipitado. La decisión de cerrar las puertas del comedor se tomó en una asamblea de voluntarios a última hora de la tarde del miércoles. El Ayuntamiento adeudaba a la asociación el pago de 17.000 euros correspondientes al servicio de vigilancia privada que custodia las instalaciones desde julio de 2008 y ayer mismo había que renovar un nuevo contrato trimestral por otros 9.000 euros. Ayer el Ayuntamiento dio la orden de pago de 7.000 euros a la asociación con el compromiso de que el comedor abriera sus puertas hoy mismo, estando previsto que durante hoy y mañana sea la Policía Local la que está presente en las instalaciones durante las horas de funcionamiento del comedor. Ya para el lunes se prevé que vuelva a trabajar la empresa de seguridad privada.

Ayer, los voluntarios que estaban presentes en el comedor, aún estando cerrado, ofrecieron algunos bocadillos y bebidas a los usuarios, que poco después protestaban ante el Ayuntamiento por el cierre del comedor.

Según la concejala, Mariola Tocino, "los últimos que deben pagar las consecuencias son los usuarios", considerando que "no ha habido motivos para llegar a este extremo ya que la empresa en ningún momento amenazó con dejar de prestar el servicio".

Hay que decir que el contrato con la empresa de seguridad lo suscribe directamente Sol y Vida, aunque lo subvenciona el Ayuntamiento, pero son los responsables de la asociación los que responden personalmente de esta acumulación de la deuda, ya que el acuerdo con el Ayuntamiento es únicamente verbal. El contrato no se puede firmar directamente con el Ayuntamiento por no ser una dependencia municipal, sino de alquiler.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios