El Puerto

El cine de San Luis, en suspenso por el impago municipal al proyeccionista

  • Las dos últimas sesiones se han tenido que cancelar tras el plante del profesional

El ciclo de cine de San Luis ha tenido que ser suspendido en sus dos últimas sesiones, las de los días 23 y 30 de mayo, ante la negativa del profesional que proyecta habitualmente las películas a desempeñar su labor. La negativa del proyeccionista, que lleva muchos años trabajando con la Concejalía de Cultura, se debe al dinero que le adeuda desde hace alrededor de un año el Ayuntamiento, no solo por este trabajo sino por otros realizados con su empresa, que realiza diversos teatros para el teatro municipal Pedro Muñoz Seca como la aportación de las azafatas que están presentes en los distintos eventos que se realizan en el espacio escénico.

La cifra aproximada que se le adeuda a este empresario ronda los 100.000 euros, una cantidad nada desdeñable y menos en estos tiempos.

La voz de alarma la daba ayer el grupo municipal de Izquierda Unida, cuyo concejal Julio Acale ha remitido un escrito al concejal de Cultura, Millán Alegre, pidiéndole explicaciones sobre la cancelación de las dos últimas sesiones del cine de San Luis, que se celebra habitualmente los domingos por la noche. Julio Acale exigía en su escrito un poco más de respeto hacia los espectadores, ya que no se informó previamente de la cancelación aunque según parece, desde el área de Cultura ya se sabía de la existencia de este problema, ya que el domingo 23 ya se había cancelado la película por el mismo motivo, aunque en esa ocasión se explicó en un cartel que se trataba de una suspensión "por motivos técnicos".

El ciclo de cine de San Luis es una de las actividades con mayor aceptación de la programación cultural y cuenta con muchos adeptos, algunos de los cuales vienen desde otras ciudades cercanas como Rota.

Julio Acale se quejaba de que al menos, ante situaciones de este tipo "lo menos que debería hacer Millán Alegre es avisar con antelación suficiente de la suspensión de alguna proyección, para evitar desplazamiento e inconvenientes a los ciudadanos" y espera "un gesto de disculpa" por parte del responsable de la Concejalía de Cultura.

Se da la circunstancia de que este mismo empresario portuense es el mismo que se encarga cada verano de las proyecciones de películas en el patio del colegio San Luis Gonzaga, por lo que si no se alcanzara un acuerdo con él esta clásica actividad correría peligro o tendría que modificar sus sistema de exhibición, pasando a utilizar métodos digitales, ya que la proyección de películas en bobinas exige unos conocimientos técnicos que no demasiados profesionales pueden ofrecer.

Según ha podido saber este periódico, esta persona ya ha mantenido algunas reuniones con la concejala de Economía y Hacienda, Leocadia Benavente, para tratar de desbloquear la situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios