Sucesos en El Puerto

Roban forzando las puertas de madrugada en una copistería y una sala de fisioterapia

  • Los ladrones causaron múltiples destrozos y se llevaron una caja registradora y dispositivos electrónicos

La puerta de cristal que forzaron con una palanqueta para acceder violentamente a los negocios. La puerta de cristal que forzaron con una palanqueta para acceder violentamente a los negocios.

La puerta de cristal que forzaron con una palanqueta para acceder violentamente a los negocios.

Comentarios 1

“Lo peor de todo es el miedo y la sensación de inseguridad”. Lo dice, todavía con la voz temblorosa, una de las dueñas de la copistería Buenas Impresiones. El pasado martes de madrugada la empresa de seguridad que tiene encomendada la vigilancia del negocio, situado junto a la Plaza del Polvorista, le despertó a las 04:35 de la madrugada para comunicarle que al menos un encapuchado había entrado en la copistería. Habían accedido por un negocio anexo, forzando la puerta de cristal de la calle de una sala de fisioterapia colindante, venciendo con una palanqueta cuantas puertas encontraron a su paso, después de poner patas arriba la propia sala de fisioterapia y de robar allí un ordenador portátil.

Algunos de los daños causados por los ladrones. Algunos de los daños causados por los ladrones.

Algunos de los daños causados por los ladrones.

Una vez en la copistería, que estaba vacía a esa hora, se dirigieron a la zona interior, registrándolo y revolviéndolo todo, y posteriormente a la parte del mostrador, donde había aparatos electrónicos, teléfono inalámbrico y la caja registradora, que se llevaron, no sin antes estrellar el fax contra la pared y causar otros muchos daños en el material. Con la caja registradora debajo del brazo, los ladrones huyeron por el mismo sitio por donde habían entrado, la puerta exterior del salón de fisioterapia que también arrancaron de su marco.

Las pérdidas en la copistería se elevan a unos 3.500 euros. Su propietaria no se atrevió a entrar en el negocio hasta que llegó la Policía Nacional, poco después de que los ladrones abandonaran el lugar, dejando tras de sí todo revuelto y múltiples destrozos. En la sala de fisioterapia su dueña no ha evaluado todavía los daños. Pese a que la copistería contaba con sistema de alarma, la rapidez con la que actuaron los delincuentes y sus métodos para engañar a las cámaras, les permitió salir airosos del robo, con el botín y la caja registradora, que apareció en la calle Palacios, con el cajón abierto y sin dinero en su interior. La policía judicial realiza diligencias y podría haber identificado ya a tres sospechosos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios