El Puerto

'Reconstruyendo vidas', un ejemplo de lucha constante

  • Las Misioneras Clarisas darán a conocer en una charla benéfica su labor de ayuda a las niñas huérfanas por el ébola en Sierra Leona

En la Iglesia Monasterio Espíritu Santo, esta tarde a las 18:00 horas tendrá lugar una charla benéfica con el título 'Reconstruyendo vidas', la cual será ofrecida por las hermanas Elisa y Patricia, dos Misioneras Clarisas que han vivido en Sierra Leona y trabajan para mejorar la situación de la mujer en este país del oeste de África. A su labor también se ha sumado la lucha contra el ébola, una enfermedad que ya no ocupa los titulares de la prensa española, pero que según no cuentan las Hermanas, "siguen habiendo focos de epidemia y extremándose la precaución para evitar el contagio". La hermana Patricia nos pone como ejemplo una de las medidas que se están llevando a cabo todavía para detectar la enfermedad como es la de tomar la temperatura a diario de los niños que asisten a los colegios .

La conferencia ha sido organizada gracias a la colaboración de la ONG Pequeña Nowina, fundada por Cristina Martínez Caballero, la cuál compartió el día a día en este entorno tan vulnerable con las dos misioneras que vendrán acompañadas por Josephine, una monja natural de Sierra Leona. La labor en este país de la fundadora de Pequeña Nowina se extendió durante dos años gracias a un proyecto en el que se consiguieron construir cinco colegios y formar a muchos profesores de allí.

Dicho proyecto "se tuvo que suspender por la alerta del ébola y nos volvimos para España, cosa que estas misioneras junto con muchas otras personas no hicieron. Se quedaron para ayudar a la gente que lo necesitaba", declaraba la misma Cristina que después de su experiencia vivida, y que sigue ayudando a través de su ONG con eventos benéficos como esta ponencia o un torneo de pádel que tuvo lugar a finales de junio.

La historia de estas misioneras es un ejemplo de vida, ya que la situación en esta parte de África es durísima debido a que no cuentan con los servicios de primera necesidad, y sobre todo tienen que sobrevivir a la dura realidad del ébola, que durante la polémica del contagio de la enfermera Teresa Romero en España, se llevaba a 120 personas al día en África. "Cuando allí se formaba gran revuelo sobre la muerte de un perro, aquí veíamos cómo morían centenares de personas al día" afirma la hermana Patricia. Esta enfermedad junto con la malaria, hace que en puntos muy concretos como Kailahun, una región fronteriza entre Liberia y Guinea, haya muchos niños huérfanos y niñas que quedan embarazadas en edades muy tempranas. Por todo esto, nace la necesidad de crear urgentemente una escuela de secundaria para educar a todos esos niños que se crían en esa zona completamente solos, para lo cual buscan fondos las misioneras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios