Viajes

Recepción municipal a dos de los participantes en la expedición 'España Rumbo al Sur'

  • Los jóvenes han participado en un proyecto en Etiopía tras una dura selección de candidatos

Un momento de la recepción municipal a los participantes en la expedición 'España Rumbo al Sur'. Un momento de la recepción municipal a los participantes en  la expedición 'España Rumbo al Sur'.

Un momento de la recepción municipal a los participantes en la expedición 'España Rumbo al Sur'.

El alcalde, Germán Beardo, ha recibido esta semana a dos de los tres jóvenes portuenses que este verano han participado en el proyecto de cooperación “España Rumbo al Sur”. Carlos Espinosa Merino, alumno de Bachillerato del IES Javier de Uriarte, Victoria de la Puente Álvarez, de El Centro Inglés, y Sofía Regojo Montero, de Grazalema (que no pudo acudir a Alcaldía porque se encontraba de viaje) son los adolescentes de El Puerto que regresaron el pasado 13 de agosto de Etiopía, tras haber vivido una experiencia que sin duda les marcará para toda la vida.

Ellos fueron seleccionados de entre 1.200 jóvenes de toda España, tras presentar un proyecto individual y superar numerosas pruebas a lo largo varios meses. Una vez pasada la primera criba se redujo el número a 200 candidatos, que fueron convocados en Madrid para una entrevista personal y para pasar las pruebas físicas en la Academia Militar de Infantería de Toledo. La expedición ha estado configurada por un total de 171 personas: 131 adolescentes, de entre 16 y 17 años, acompañados por el equipo técnico y organizador.

España Rumbo al Sur es un programa pionero y único en el mundo, consolidado después de catorce ediciones, con el firme objetivo de sensibilizar a toda la sociedad en el fomento de buenos valores a través de la acción directa, el trabajo y el esfuerzo de sus jóvenes sobre el terreno.

Desde la organización señalan que, a través de este tipo de viaje no turísticos, muestran a los menores una realidad muy distinta a la que viven aquí, en un país subdesarrollado que además este año acababa de sufrir un golpe de Estado. Conocen igualmente la lucha y el trabajo encomiable de los misioneros, que dedican su vida a ayudar a los demás. El programa descubre a los jóvenes la ayuda humanitaria que desarrolla España, que han definido como enorme y de la que nos tenemos que sentir muy orgullosos.

Para Germán Beardo “este proyecto no es sólo un viaje, sino que además de culturizar, de mostrar mundo, de abrir ventanas a una realidad muy diferente, trabaja en la concienciación de los jóvenes sobre aspectos que contribuyen a su madurez y a su formación”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios