El Puerto

Las obras de la Plaza de Toros no podrán empezar al menos hasta el 18 de agosto

  • El Ayuntamiento abre expediente a la empresa por presentar los carteles de la temporada fuera de plazo Los trabajos del coso, en vías de adjudicación tras la marcha de una primera constructora

En la tarde del martes, antes de la presentación oficial de los carteles de la temporada taurina para este verano, el alcalde de la ciudad, David de la Encina, y el concejal de Plaza de Toros, Ángel Quintana, mantuvieron una reunión en el Ayuntamiento con los empresarios que forman parte de la Unión Temporal de Empresas (UTE) que tiene concedida la explotación de la Plaza: Tomás Entero, Juan Carlos Beca Belmonte y José Ortega Cano.

Por primera vez el popular diestro se presentó ante los mandatarios municipales como uno de los interlocutores habituales en la gestión de la Plaza portuense, algo que ya había adelantado este pasado lunes en rueda de prensa, anunciando que este verano "se pateará" la ciudad y estará muy presente en la zona, donde se afincará durante los meses estivales para vivir de primera mano la marcha de la temporada y las sensaciones de visitantes y aficionados.

El concejal Ángel Quintana se mostró satisfecho tras la reunión por lo que consideró "una nueva época" en las relaciones entre la empresa y el Ayuntamiento.

Hay que recordar que ante la necesidad de ejecutar este verano unas obras financiadas con fondos europeos para la reforma de la Plaza y la adecuación, entre otras cosas, de un Museo Taurino en los bodegones del coso, el anterior equipo de gobierno pactó con los empresarios la reducción de la temporada a solo cuatro festejos, eximiendo a la UTE de cumplir lo pactado en el pliego para la celebración, entre otras cosas, de un mínimo de dos espectáculos no taurinos durante el verano.

Las obras previstas, que iban a comenzar a principios de este mes de julio, finalmente se han retrasado por cuestiones administrativas y no podrán comenzar al menos hasta el próximo 18 de agosto, una vez terminada la temporada que concluye dos días antes, el día 16.

Según explicó el concejal de Plaza de Toros uno de los motivos del retraso ha sido que la empresa que inicialmente se iba a hacer cargo de las obras se ha echado finalmente para atrás, estando la contratación de una nueva empresa constructora en vías de conclusión. En los próximos días se creará una comisión de seguimiento entre Ayuntamiento y Diputación para velar por el buen desarrollo del proceso.

Con las iniciales previsiones de acometer obras en julio el anterior equipo de gobierno había pactado con la empresa que la Plaza estarían en desuso durante todo julio, incluyendo la cancelación de las visitas. En la reunión del pasado martes se habló de este asunto y ante las nuevas circunstancias relacionadas con las fechas de los trabajos, el nuevo equipo de gobierno ha conseguido que las visitas permanezcan activas durante julio y parte de agosto, hasta el comienzo de la obra, y también que se imparta una de las tres clases prácticas que recoge el pliego de condiciones. Esta clase práctica se desarrollará en el mes de julio y se organizarán además cuatro tentaderos con jóvenes figuras, de manera que se abra la participación en la vida taurina a las jóvenes promesas, algo en lo que las peñas tenían puestas muchas esperanzas.

El alcalde y el edil de Plaza de Toros también anunciaron el martes a los empresarios del coso la apertura de un expediente disciplinario por una presunta falta leve, al haber incumplido la empresa el plazo previsto para la presentación de los carteles, que expiraba el pasado 10 de junio mientras que finalmente se presentaron en la noche del martes, 28 de junio. Con la apertura de este expediente el Ayuntamiento lanza un mensaje a los empresarios haciendo ver que estará muy atento al cumplimiento del pliego de condiciones, a pesar de las especiales circunstancias que se han dado este año.

También trasladaron a los empresarios tanto el alcalde como el edil de Plaza de Toros su apuesta firme por la fiesta como motor económico y turístico de la ciudad y su interés por la ejecución de las obras previstas, que vendrán a mejorar la imagen de la Plaza y a dotarla de un nuevo uso cultural que será sin duda un valor añadido para la explotación de las instalaciones. En este sentido Ortega Cano se mostró muy colaborador a la hora de ofrecerse a organizar diversas actividades culturales durante la temporada con la presencia de intelectuales y figuras de la vida social.

Tras esta reunión en términos cordiales, a pesar del expediente en marcha, el nuevo equipo de gobierno considera "encarriladas" las relaciones con la empresa que gestiona la Plaza en esta nueva etapa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios