Participación Ciudadana

El PP pide el arreglo de un bajante que está causando daños en un local municipal

  • Se trata del local donde tiene su sede la asociación de vecinos del Barrio Alto, en la calle Durango

Una imagen del local municipal, cuyos techos se están cayendo.

Una imagen del local municipal, cuyos techos se están cayendo.

El secretario general del PP de El Puerto, Javier Bello, solicita a la Comunidad de Propietarios Durango 25 el arreglo del bajante que afecta al techo del local municipal utilizado como sede social por la asociación de vecinos Barrio Alto y Centro Histórico Portuense. Bello recuerda  al administrador de la fincas y a l comunidad "que es su responsabilidad el arreglo del bajante, que está causando el derrumbe de los techos del local social, local propiedad del Ayuntamiento y que éste tiene cedido a dicha asociación desde el año 2015".

Bello explica que "los vecinos del Barrio Alto y del Centro Histórico ven imposibilitado el uso del local social, debido a que correrían serio peligro ya que los techos se están cayendo a diario, situación a la que se une el olor nauseabundo que produce el agua sucia que cae en el local, lo que prácticamente imposibilita su utilización".

El popular añade que "el administrador de la fincas lleva desde el año 2014 reclamando pagos al Ayuntamiento en concepto de cuotas de Comunidad, pero, sin embargo, y siempre según los criterios que marcó en su día Intervención, a través del servicio de Contabilidad, esto se hace inviable ya que el recibo de ese año incluye un concepto como atraso al que la administración pública no puede darle conformidad por no estar justificado". Bello detalla que, tras haber dirigido al administrador  requerimiento de justificación de dicho importe, la documentación remitida por éste al Ayuntamiento consiste en un listado del libro mayor que no contiene ningún apunte por dicho importe ni imputa dicha cantidad a cuota alguna presuntamente impagada".

En este sentido el secretario general del PP portuense destaca que, como consecuencia, "la disconformidad afecta al recibo en el que se contiene y, por tanto, al tratarse de un único documento, al resto de conceptos relativos a cuotas ordinarias del año 2014, que no están puestas en cuestión y el Ayuntamiento reconoce que debe pagarse. Por lo tanto,  el Ayuntamiento le sugirió al administrador  que presentara rectificación de dicho recibo excluyendo del mismo la cantidad no justificada, para que el resto de las cuotas de ese ejercicio se pudieran ir tramitando".

El edil advierte que el Ayuntamiento tomará todas las medidas necesarias para conseguir que se le dé una solución a los problemas causados al local de propiedad municipal, cedido a la asociación de vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios