Federico FernÁndez. delegado de medio ambiente y ordenación del territorio

"Este PGOU no pasará a la historia por ser un extraordinario Plan General"

  • Para el responsable de la Junta, el nuevo documento ofrece la mejor respuesta en el actual contexto urbanístico del término municipal El Plan ha venido a investir jurídicamente una realidad

El delegado provincial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Federico Fernández, ha visitado la ciudad para presentar el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Licenciado en Ciencias Biológicas, ofreció una entrevista a este Diario sobre el nuevo documento.

- Después de 14 años, la ciudad ya tiene PGOU. ¿Cree que responde a las necesidades de El Puerto o nace ya desfasado?

-Yo quiero tener una valoración positiva, porque es muy importante para los ciudadanos generar confianza, esperanza y optimismo, otro tipo de postura me parece que no ayuda. La historia del documento no es precisamente un ejemplo de agilidad administrativa y de eficacia en la tramitación. Además, en El Puerto está salpicada de otro tipo de incidentes poco deseables. Pero al menos en lo que dependa de este delegado lo importante es mirar hacia adelante. En este momento el Ayuntamiento por fin tiene su plan en el BOJA y permítame que lo recalque, en el BOJA. Los ciudadanos todavía no se han enterado en sus casas y ahí es donde el Ayuntamiento tiene la gran responsabilidad de traducirlo en realidad física y para eso tiene 48 áreas de regularización a las que tiene que llenar de contenido. Si no hace esa tarea, entonces sí que tendría que hacer un análisis negativo de la gestión municipal.

-¿Es de recibo que un Plan General tarde tantos años en redactarse?

-Yo no creo que nadie se sienta satisfecho porque un Plan General tarde 14 años. Es verdad que está empezando a ser muy común que las administraciones locales tarden en elaborar estos planes tan determinantes para el futuro de sus ciudadanos. Le puedo hablar por lo que corresponde a la Junta de Andalucía. En este momento la Junta sabe que la dinamización de la economía pasa porque esos planes se tramiten de un modo ágil, y se esta trabajando en determinadas fórmulas para acortar los plazos. Me parece importante que el Ayuntamiento tenga una ventanilla única en la Junta para entregar los informes sectoriales. Hay que tomar decisiones y esas decisiones no satisfacen a todo el mundo y hay que intentar huir de posturas populistas como ocurre en Chiclana con el partido vecinal o en Vejer con la regularización del Palmar. Cuando tu le dices a los ciudadanos que van a resolver los problemas casi sin coste económico para ellos, el voto lo tienes, pero la solución no.

-Uno de los motivos del retraso del Plan fue el intento de incluir convenios urbanísticos privados entre grandes propietarios y el Ayuntamiento.

-Nadie llega y parte de cero. Hay una realidad y es normal que se intente encajar todas las piezas del puzzle. ¿Que es lo que ocurre? Que cuantas más piezas, el puzzle tiene mayor dificultad y mayor duración en concretarse. ¿Qué parece al final lo inteligente? Diferenciar lo importante de lo que no es importante, de tal manera que demos respuesta a los elementos más determinantes para la población y la economía, en el caso por ejemplo del polígono industrial de interés logístico. Hay ayuntamientos, como Chiclana, que se empecinaron en intentar meter en el Plan áreas que estaban en zonas inundables y eso estuvo condenado al fracaso. En El Puerto hubiera sido una torpeza que el Ayuntamiento se empecinara en el desarrollo de un polígono industrial en Doña Blanca, cuando los informes eran muy contundentes respecto a la inundabilidad de esa zona. Si hubieran insistido en eso, el informe de nuevo hubiera sido desfavorable.

-¿En líneas generales, cuál es la personalidad del documento?

-Bueno, en principio que respeta más o menos el modelo de ciudad que tenía El Puerto. El cumplimiento de la legalidad tiene también un trasfondo determinante

-¿Se puede decir que este Plan General es fruto de la concepción urbanística del PSOE?

-Yo llevo un año y pico de delegado y me falta la memoria histórica que tendría que tener para esa valoración. Si hubiera algún elemento que nos gustara desde un punto de vista social hay un parámetro que nos parece positivo, que es sobre todo Ecologistas en Acción quien más ha peleado por ello, y es que el plan establece una ratio de 23 metros de espacios libres por habitantes. Esa es una ratio muy superior a la media.

-¿No cree usted exagerada la construcción de más de 15.700 viviendas habiendo tantas casas vacías en El Puerto?

-La Junta de Andalucía establece en su normativa básica unos parámetros y a partir de ahí respetamos la soberanía municipal. Si el ayuntamiento quiere un modelo de máximos yo me reservo mi opinión personal. Como Junta de Andalucía tengo que ser respetuoso con el planteamiento. Puede resultar chocante que en la actual situación del parque de viviendas en la provincia de Cádiz se promueva ese número. No quiero cuestionar los criterios municipales, pero me parece un poquito sorprendente.

-¿Cuáles son los principales problemas que deberá resolver el Plan General?

-El principal problema era el gran diseminado urbanístico irregular. Y ese reto en un porcentaje significativo está resuelto sobre el papel. Ahora el Ayuntamiento tiene que tirar de rigor y yo espero que el cambio de delegación que se ha producido no responda a un golpe de timón parecido a lo que ocurrió en Chiclana. Aquí hay que ser muy serio, aquí tú tienes ahora que poner orden, dar una serie de servicios y eso tiene un coste económico. Si el alcalde tuviera la tentación de ignorar la realidad, tendremos un Plan General que no va a resolver ningún problema.

-Hay Emas que se han quejado de que pueden quedar fuera en la regularización, como los diseminados del Corredor Verde.

-El elemento determinante en ese caso es la condición forestal y ambiental del terreno, que es una de las afecciones sectoriales que puede tener un municipio. En este momento el POT está en revisión y a partir de ahí se hará una definición lo más ajustada posible a esa realidad natural y urbanística.

-¿Habrá un relanzamiento de la economía local con el Plan?

-Lo que es indudable es que no puede haber reactivación económica sin Plan General. ¿Que tipo de reactivación economica? Va a depender de la realidad de la economía del país y de la gestión que haga el Ayuntamiento en la puesta en marcha de las iniciativas de interés industrial y logística, tipo el Parque Tecnobahía.

-Cuando el Plan anterior se aprobó en 1991 comenzaron a verse grúas en toda la ciudad y hubo mucho movimiento.

-Eso no va a ocurrir, me temo que no está el patio para eso. Yo creo que el gran objetivo en estos años es que haya un proceso de regularización jurídica, no un incremento del parque de viviendas.

-¿Armoniza este PGOU el desarrollo con la sostenibilidad medioambiental?

-Yo creo que han hecho lo que han podido. Si el punto de partida hubiera sido otro, hace 30 años, posiblemente este Plan sería diferente. Creo que ha dado la mejor respuesta que podía en el contexto actual. Desde luego, nunca pasará a la historia por ser un extraordinario Plan General.

-¿Por qué?

-Como el de Chiclana, porque ha llegado tarde. Porque al final se han tenido que conformar con regularizar lo existente, cuando un Plan, lo dice la palabra, planifica, establece qué modelo de ciudad quiero, hacia dónde quiero que crezca, qué tipología de construcción... Evidentemente, El Puerto no ha podido hacer eso; se ha encontrado con una realidad y la ha investido jurídicamente en forma de Plan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios