Inversiones

Nuevos aires para el entorno del río

  • La propuesta de concesión de una ayuda económica para la creación de un pasillo peatonal en el entorno de la avenida de la Bajamar y la apertura de nuevos negocios animan la zona

Tras la apertura de la nueva estación marítima y la escuela de música, ahora se ha concedido licencia para un tablao en La Pescadería. Tras la apertura de la nueva estación marítima y la escuela de música, ahora se ha concedido licencia para un tablao en La Pescadería.

Tras la apertura de la nueva estación marítima y la escuela de música, ahora se ha concedido licencia para un tablao en La Pescadería. / Andrés Mora

Comentarios 1

Se suele decir que la alegría va por barrios y que todo son rachas, y en este caso parece que la buena fortuna le sonríe al entorno de la avenida de la Bajamar, un enclave privilegiado del casco histórico portuense que en los últimos tiempos había venido a menos, con el cierre de numerosos negocios tanto en esta avenida junto al río como en la posterior avenida de Micaela Aramburu.

El anuncio, esta misma semana, de la inminente concesión de una ayuda de 1,2 millones de euros dentro de la estrategia ITI para la creación de un pasillo peatonal que partiría de la avenida Bajamar hacia el centro urbano ha sido sin duda una buena noticia, a pesar de los agoreros de siempre.

El objetivo de esta propuesta es básicamente la creación de un paseo peatonal desde la estación marítima del catamarán -recientemente remodelada- invitando así a los turistas que llegan en barco a la ciudad a caminar sin obstáculos hasta el centro urbano. La ruta está pensada también para quienes llegan al centro aparcando su coche en alguno de los estacionamientos de la Bajamar, invitándoles a que caminen por la peatonal calle Aguado -donde se ubica el restaurante La Dorada- o por la calle Los Moros hasta la Plaza del Polvorista y la Plaza del Castillo, continuando el recorrido desde allí hasta el centro histórico y eliminando los actuales obstáculos y barreras que complican el tránsito peatonal.

Al hilo de la renovada estación marítima se encuentra ya también en marcha la academia de música Armonía, que ofrece constantes actividades para todos los públicos, y se ha anunciado la próxima apertura de un tablao flamenco en el mismo edificio de la Pescadería, que vendrá a completar otro de los espacios que aún quedan libres en este inmueble después de tantos años en desuso.

Aún son varios los locales que se han quedado sin actividad en la zona peatonal de la Bajamar, la mayoría de ellos destinados a restaurantes y otros locales de hostelería, aunque últimamente también se han producido destacadas aperturas como la de una tetería con exquisitos dulces árabes en esta misma avenida.

Dos nuevos negocios se han instalado en Micaela Aramburu, Telepizza y Slice of New York. Dos nuevos negocios se han instalado en Micaela Aramburu, Telepizza y Slice of New York.

Dos nuevos negocios se han instalado en Micaela Aramburu, Telepizza y Slice of New York. / Andrés mora

En la parte posterior de la Bajamar, la avenida Micaela Aramburu, se han instalado también muy recientemente dos nuevos establecimientos, un Telepizza que viene a ocupar el local de la tienda Zacatín y otro restaurante de comida americana, Slice of New York, que se encuentra muy próximo al anterior.

También otro bar de tapas, Botavara, acaba de abrir sus puertas en esta misma avenida, lo mismo que una floristería que se ha trasladado desde la calle Aurora hasta la antigua farmacia de Micaela Aramburu.Son, en definitiva, algunas alegrías para una zona en la que no obstante, aún queda por resolver el futuro de uno de sus principales atractivos, el antiguo hospital San Juan de dios, de cuyos planes de rehabilitación y futuro no se ha vuelto a saber nada más, a la espera del eterno pliego de condiciones que no ha llegado a salir de momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios