El Puerto

Nueva oleada de robos en viviendas en el entorno de la Plaza de Toros

  • Los episodios registrados se suman a los que ya ocurrieron durante las pasadas navidades y a lo largo del mes de enero

Comentarios 2

Una nueva oleada de robos se está extendiendo por las calles de El Puerto, en concreto por la zona de la Plaza de Toros y la calle Valdés. En la última semana ha tenido lugar un robo en un ático de la misma calle Valdés. La víctima asegura que se encontraba fuera de su casa sólo por una noche, y al llegar de nuevo vislumbró que le faltaban todas las joyas y el dinero. "Dejamos la casa el jueves con la intención de volver el viernes y cuando llegamos, no había señal de robo y la cerradura no estaba forzada además, tampoco vimos ninguna ventana rota", declara la víctima.

Un caso similar ha ocurrido en una vivienda cercana a la avenida del Ejército, donde un joven afirma haber sufrido la misma circunstancia y de forma similar. Este tipo de robos no dejan huella y tampoco destrozan el mobiliario, únicamente buscan las joyas y el dinero pasando desapercibidos y haciendo el menor ruido posible.

Los ladrones no dejan huellas ni destrozos, sólo van a por el dinero y los bienes de valor

La policía está al tanto de estos episodios y está tratando de averiguar si se trata de una serie de robos relacionados entre sí o son los casos habituales que acontecen en las ciudades y en los núcleos de población con más habitantes.

Hace tan sólo un mes la ciudad era testigo de diversos ataques contra algunas tiendas y comercios de la ciudad, aunque en estos casos destrozando escaparates y las cerraduras. Los empresarios se quejaron de la escasa seguridad, aunque en este caso los autores fueron ya detenidos.

Asimismo, durante las pasadas Navidades las urbanizaciones de la Costa Oeste vieron cómo aumentaba el número de robos en viviendas, según los datos aportados en diciembre por el Ministerio del Interior, llegando a ser El Puerto, en una de las ciudades con más robos de la provincia.

Los comerciantes de la zona ya exigieron más protección policial y un mayor número de coches patrulla vigilando las calles durante la noche y las horas en las que se perpetúan estos actos delictivos. Sin embargo los ladrones parecen haber encontrado una nueva forma de eludir dicha vigilancia y perpetrar diversos robos de manera "limpia" y sin señales de destrozos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios