Mantenimiento Urbano / El Puerto

Mejoran la zona de Jardín de Cano con varios arreglos y la limpieza de parcelas

  • Vecinos del residencial consideran insuficiente la intervención, ya que quedan todavía terrenos por desbrozar y hay que arreglar aún una escalera

  • Algunos propietarios vendieron sus pisos y se han marchado a otras ciudades

El concejal de Mantenimiento Urbano, Curro Martínez, supervisa el arreglo de una de las escaleras de acceso, construida con traviesas de madera del ferrocarril. El concejal de Mantenimiento Urbano, Curro Martínez, supervisa el arreglo de una de las escaleras de acceso, construida con traviesas de madera del ferrocarril.

El concejal de Mantenimiento Urbano, Curro Martínez, supervisa el arreglo de una de las escaleras de acceso, construida con traviesas de madera del ferrocarril.

Pintorescas pero poco prácticas. Las escaleras que salvan los desniveles en la zona de Jardín de Cano están hechas de las traviesas de madera de la antigua vía del tren a Rota. Forman parte al parecer de un parque que había en el lugar antes de que se procediera a su urbanización con altos y lujosos edificios. En estos días se ha procedido a la reparación de los viejos escalones de madera, unos trabajos realizados por la Concejalía de Mantenimiento Urbano, aunque el aspecto que ofrecen estos accesos, pese a todo, no es muy acorde con una zona residencial.

El concejal del área, Curro Martínez, ha visitado la zona, donde los vecinos venían demandando el arreglo de estos rústicos accesos a sus bloques debido al deplorable estado de conservación que presentaban, principalmente, según el edil, “después de sufrir diferentes actos vandálicos, en los que las traviesas de madera de las escaleras habían sido arrancadas e incluso quemadas”.

Los vecinos de Jardín de Cano llevan mucho tiempo reclamando estos arreglos, y además del vandalismo denuncian la falta de mantenimiento por parte del Ayuntamiento portuense. El concejal Curro Martínez reconoce que dichas traviesas ferroviarias “estaban rotas y gravemente deterioradas, con el consiguiente peligro para los residentes, que temían sufrir un accidente”. Por el momento, según los vecinos, no se han reparado de las tres escaleras existentes, sino tan sólo dos , ya que una tercera escalera situada en un lateral del complejo no ha sido todavía objeto de intervención.

Otro de los problemas que vienen denunciando desde hace años los vecinos, en especial la comunidad de propietarios de la calle Parra, número 6, Residencial Las Gaviotas, es la falta de limpieza en los solares del entorno.

Una parcela privada con una extensa superficie no ha sido objeto de ningún tipo de intervención

Periódicamente, han elevado quejas ante la administración municipal, sin obtener resultado alguno. Los escritos dirigidos al Ayuntamiento, donde los vecinos advierten del mal estado de las parcelas, e incluso de la peligrosidad que existía en ellas debido a la proliferación de maleza, que las había convertido en un pastizal que podía arder de manera accidental o provocada en cualquier momento, parecen haber surtido efecto, al menos de manera parcial, ya que algunos de los grandes solares existentes cerca de los edificios han sido desbrozados y limpiados. Preocupaba en especial una de las parcelas más cercanas al colegio de La Salle, sobre todo en estos pasados meses de verano.

Los trabajos de limpieza no se han completado en algunas zonas, pese a haber sido desbrozado el terreno. Los trabajos de limpieza no se han completado en algunas zonas, pese a haber sido desbrozado el terreno.

Los trabajos de limpieza no se han completado en algunas zonas, pese a haber sido desbrozado el terreno.

Es en las parcelas pertenecientes al Ayuntamiento donde se ha procedido en estas semanas a la retirada de maleza, que había proliferado transformándose en refugio de roedores y alimañas. La petición de limpiar y desbrozar estos solares fue realizada la última vez por los vecinos en un escrito al área de Medio Ambiente el 25 de junio, en el que recordaban la obligación municipal de dar cumplimiento a la Ley de Régimen Local. Pese a todo, queda todavía en el solar municipal basura acumulada que no ha sido recogida.

Además, está todavía pendiente de limpieza una parcela de considerable superficie que la crisis del ladrillo dejó sin edificar, de manera que “los terrenos de propiedad privada no se han limpiado”, critican los afectados, que exigen al Ayuntamiento que las adecente de forma subsidiaria, trasladando el coste de la factura a la propiedad.

Pese a las medidas que se han tomado, estas pueden haber llegado tarde, ya que este periódico ha podido saber que alguna de las personas que vivían en Jardín de Cano, han vendido su piso y se han trasladado a vivir a Jerez de la Frontera, cansados de reclamar sin que se atendieran sus peticiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios