Crisis del coronavirus La portuense María Mengual participa en la creación de un prototipo de respirador para afrontar la asistencia por Covid-19

  • La joven biotecnóloga trabaja actualmente en la Unidad de Innovación de IBIMA (Instituto de Investigación Biomédica de Málaga)

La bióloga portuense María Mengual, junto a sus compañeros en el proyecto. La bióloga portuense María Mengual, junto a sus compañeros en el proyecto.

La bióloga portuense María Mengual, junto a sus compañeros en el proyecto.

Un equipo de trabajo compuesto por médicos de los hospitales universitarios Regional de Málaga y Virgen de la Victoria, junto a investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA), en colaboración con un grupo de ingenieros de la Universidad de Málaga (UMA), han diseñado un prototipo de respirador para afrontar el previsible aumento de asistencia a pacientes con patología respiratoria causada por Covid-19.

El proyecto, que surgió a raíz de la tesina que el cirujano Ignacio Díaz de Tuesta realizó hace unos años, ha sido desarrollado en el plazo de una semana por un equipo multidisciplinar de Málaga. El objetivo del prototipo no es suplantar a los respiradores convencionales homologados, sino servir como alternativa en el hipotético caso de que estos primeros estén agotados por el alto número de pacientes. Dado que la situación actual está dificultando la cobertura sanitaria en muchas ciudades y hospitales que se encuentran desbordados, este proyecto servirá para que todos los pacientes puedan tener asistencia médica y no haya que decidir entre cubrir a unos u otros. De hecho, los materiales utilizados para este prototipo son diferentes a los de un respirador convencional, para no provocar desabastecimiento de piezas.

La biotecnóloga María Mengual, nacida en El Puerto de Santa María, ha sido una de las participantes de este trabajo. La portuense, que trabaja actualmente en la Unidad de Innovación de IBIMA (Instituto de Investigación Biomédica de Málaga), se refiere a la experiencia como algo inolvidable: “ha sido increíble ver trabajar a tantos especialistas juntos, dedicando todo su tiempo en un proyecto común en el que todos hemos creído desde el principio”. La joven portuense afirma que el desarrollo de este proyecto lo ha vivido como un reto. “No tenía experiencia en ingeniería ni en medicina, soy biotecnóloga, pero me ha servido mucho para desarrollarme profesionalmente. He llevado a cabo todo el tema logístico y ha sido una gran hazaña, tanto para mí como para todos mis compañeros”.

Una imagen del prototipo de respirador. Una imagen del prototipo de respirador.

Una imagen del prototipo de respirador.

Como todo proyecto, ha tenido su parte positiva y su parte negativa. Ha habido algunos temas más complicados que han hecho que la implicación de todo el equipo haya sido mayor y al ser algo novedoso, ciertas áreas han dificultado el trabajo. “Aunque la parte de ingeniería ha sido dura porque ha habido muchos cambios, lo peor ha sido el saber que requerimientos legales, técnicos y de seguridad debía cumplir el respirador”, apunta María Mengual. Poco a poco y con involucración de desarrolladores del mismo proyecto en Cataluña, han conseguido cerrar el círculo y desarrollar un prototipo 100% apto.

De momento no hay plazos fijos sobre cuando se podrá usar el nuevo respirador, el equipo ya ha sido probado en modelo animal y se espera que este fin de semana se puedan hacer ensayos clínicos en humanos. Fujitsu, la empresa que va a realizar la fabricación final del equipo tiene que terminar de fijar fechas, pero desde el equipo de investigación, esperan “que pueda ser a finales de la semana próxima”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios