El Puerto

Malestar de la oposición por la falta de control en las empresas municipales

  • El consejero de IU deja su cargo en Impulsa y la formación se replantea seguir en este órgano El PSOE pide crear comisiones de investigación

Los grupos de la oposición han denunciado en las últimas horas la situación de falta de control y escasa transparencia con la que funcionan las empresas municipales. Así, a la íniciativa tomada a principios del pasado año por Ciudadanos Portuenses de abandonar su participación en los consejos de estas sociedades -tras la previa decisión del alcalde, Alfonso Candón, de dejar la presidencia de las mismas- se suma ahora el malestar de los grupos de Izquierda Unida y PSOE, que lamentan la falta de participación con que se gestionan estas empresas, a pesar de su titularidad municipal.

Izquierda Unida hizo ayer pública la dimisión del único representante que tenía la formación en el consejo de Impulsa El Puerto, José Manuel Vela, quien dejó el cargo hace algunas semanas. Ayer él mismo confirmaba esta decisión y la basaban, por un lado, en las pocas facilidades que se ofrecen para la asistencia de los consejeros -con reuniones por la mañana en horario laboral- y sobre todo en la dificultad de estar al tanto de muchas de las decisiones que se toman en la empresa, sobre todo tras la constitución de la sociedad Impulsa Aparca, que es la que gestionará los futuros aparcamientos subterráneos promovidos por Impulsa.

El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, Julio Acale, tachó ayer de "nefasta" la política municipal con respecto a las empresas públicas, acusando al gobierno municipal de haber ido mermando poco a poco la participación. "Nos estamos replanteando el futuro de nuestra participación en estas empresas", anunció, ya que como dijo a la falta de transparencia se suma la "utilización" que se hace de la oposición para los asuntos espinosos, como ha ocurrido en el caso de la liquidación de Suvipuerto. Para Acale, en el caso de Impulsa "la empresa ha perdido el objeto fundamental para el que fue creada, que fue la promoción de la industria local a través de la implantación de empresas, y ahora se dedica a los aparcamientos mediante maniobras torticeras como la creación de una nueva sociedad, dejando de nuevo a los grupos fuera de las decisiones, como ya ha ocurrido con Apemsa". En cuanto a la gestión de la zona naranja, el edil la consideró también una forma de sostener "la mole que es Impulsa", dijo.

Por su parte el PSOE registró ayer una moción para debatir en el pleno ordinario de enero que se activen urgentemente "todas y cada una de las medidas de control y fiscalización de las empresas municipales previstas al amparo de los artículos 213 y siguientes del Real Decreto Legislativo 2/2004, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales". Además, y de forma aún más concreta, el portavoz socialista, David de la Encina, solicita la creación de una comisión especial sobre Suvipuerto, bajo el marco de actuación previsto en el artículo 116 y siguientes del Reglamento municipal, "así como otras tres comisiones que analicen a fondo la situación que puedan estar arrastrando Impulsa, El Puerto Global y Apemsa".

De la Encina recuerda que "no ha sido hasta la realización de informes específicos cuando hemos llegado a conocer el auténtico agujero que padecían las cuentas de Suvipuerto y que había negado o enmascarado mientras pudo el responsable de dicha empresa, el líder mundial del PA, ahora desaparecido de El Puerto".

Por extensión, el PSOE manifiesta también su preocupación porque las otras tres empresas municipales puedan seguir el mismo camino que Suvipuerto. Según De la Encina "de Impulsa y El Puerto Global sabemos que tienen dificultades económicas y en el caso de Apemsa no podemos siquiera tener presencia en su consejo de administración desde que el alcalde, Alfonso Candón, nos negara la participación a los partidos de la oposición y a los ciudadanos", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios