El Puerto

La Junta da luz verde a las obras del parking subterráneo de Pozos Dulces

  • El Ayuntamiento tendrá ahora que conceder a la promotora, Impulsa Aparca, la licencia necesaria para los trabajos El proyecto de la Plaza de Toros sigue a la espera de autorización

A la tercera fue la vencida. Tras las dos reuniones anteriores de la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía (una a finales de julio y otra a mediados de noviembre del pasado año) en las que el organismo autonómico dejaba sobre la mesa la autorización al parking subterráneo de Pozos Dulces, a la espera de recibir nueva documentación solicitada a los promotores, la reunión de la comisión celebrada el pasado 22 de diciembre dio por fin luz verde al proyecto.

Así, según confirmaron ayer desde la Delegación Provincial de Cultura de la Junta de Andalucía la autorización se produjo en dicha sesión tras haberse atendido los requerimientos efectuados a los promotores, encaminados a que se presentara un único proyecto y no varios procedentes de distintas fuentes como el Ayuntamiento, la empresa municipal Impulsa El Puerto o la sociedad Impulsa Aparca. Ahora la pelota quedaría en el tejado del Ayuntamiento, cuya Concejalía de Urbanismo debe emitir la correspondiente licencia municipal de obras para que se pueda proceder al inicio de los trabajos.

Curiosamente, y aunque parecía que iba a ser al contrario por la aparición de restos arqueológicos bajo la explanada de Pozos Dulces, el proyecto del parking que se ubicará a la entrada de la ciudad se podrá ejecutar antes que el de la Plaza de Toros, una vez cuente con la preceptiva licencia, ya que en el caso del parking de la Plaza de Toros la Comisión Provincial de Patrimonio aún no ha dado el visto bueno necesario.

Fuentes de la Delegación consultadas por este periódico señalan que aunque hace ya varios meses (a finales de julio) que desde la comisión se requirió a los impulsores del proyecto una serie de documentos relativos al futuro aparcamiento de la Plaza de Toros, para poder dar la autorización necesaria, de momento no se ha recibido dicha documentación, por lo que se sigue a la espera de su llegada para poder dar también luz verde a este otro aparcamiento. La intención del Ayuntamiento siempre ha sido acometer las dos obras a la vez. En el caso de la Plaza de Toros, sí se están acometiendo ya los trabajos previos a la ejecución de las obras, como es el desvío de las canalizaciones de suministros que circulaban debajo de la explanada y que han tenido que ser trasladadas a las calles del entorno.

Volviendo al caso de Pozos Dulces, el problema con el retraso en la autorización se producía con la urbanización externa del proyecto, ya que el proyecto inicialmente presentado no se consideraba compatible con un entorno que está declarado conjunto histórico-artístico. Y es que cada uno de los proyectos consta de tres partes diferenciadas; el desvío de servicios, la construcción del aparcamiento y la cubierta.

En el caso de la Plaza de Toros, sí se autorizaron el pasado verano las obras necesarias para el desvío de los suministros básicos, algo que no ocurrió en Pozos Dulces porque en ese momento se estaban ejecutando las excavaciones arqueológicas.

Finalmente los hallazgos que han salido de la excavación en Pozos Dulces no deberán ser conservados, a excepción del antiguo cantil del río, ya que en su mayoría se trata de restos relativamente recientes, relacionados con el pasado industrial de una ciudad bodeguera situada a orillas de un río. También aparecieron vestigios de una ermita pero los restos más interesantes aparecidos son los bolos que forman un pavimento fechado en el siglo XVII. El plazo estimado de las obras para los aparcamientos se sitúa en 21 meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios