El Puerto

La Junta de Andalucía se plantea ahora la rehabilitación de parte de José Antonio

  • La deteriorada barriada cuenta con un plan urbanístico que contempla su derribo

Los vecinos de la barriada de José Antonio, acompañados por miembros del Foro Social y una trabajadora social, mantuvieron ayer un encuentro en Cádiz con el delegado territorial de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio, Manuel Cárdenas, en la que también estuvo presente el subdirector de la Agencia de Vivienda y rehabilitación de Andalucía (antigua EPSA). El objetivo era buscar un acuerdo para el traslado de los vecinos de la deteriorada barriada portuense a las nuevas viviendas que está terminando la Junta en el solar de la antigua Santa Clara, junto a una promoción destinada a jóvenes promovida por el Ayuntamiento.

Hace alrededor de un mes los vecinos y el Foro Social habían realizado un llamamiento público al pretender la Junta aplicarles unos precios más altos que los pactados en el convenio en vigor, suscrito en 2009, para su traslado a los nuevos pisos de Santa Clara. En este sentido, en la reunión de ayer los vecinos obtuvieron el compromiso de que finalmente los precios de alquiler pactados se van a respetar, si bien la Junta no se compromete a aportar otras ayudas destinadas al traslado de los vecinos.

En el encuentro se acordó mantener de ahora en adelante una comunicación más fluida, de manera que se celebrarán reuniones quincenales para ir dando forma al acuerdo definitivo que determine el futuro de la zona.

Una de las cosas que más sorprendió a los vecinos, según señalaba ayer su portavoz, José Oliva, es que ahora la Consejería de Vivienda se está replanteando el derribo de la barriada de José Antonio y como paso previo se van a realizar unos informes técnicos que determinen cuál es su estado real de conservación (estudios similares ya se realizaron en el año 2005 y aconsejaron entonces el derribo de los bloques). La intención de la Junta sería conservar al menos parte de la barriada actual y rehabilitarla, algo que preocupa también a los vecinos, ya que consideran que de este modo sería más difícil conseguir la rehabilitación social del enclave.

En cuanto a los herederos de los propietarios fallecidos tras la firma del convenio, la Junta reconoce que no tiene dinero para compensarles económicamente por la vivienda, por lo que las vías posibles serían ahora o bien la expropiación forzosa o el acceso a una de los nuevos pisos de Santa Clara, en caso de que no tuvieran ya una vivienda o estudiando cada caso particular de estas familias.

Los vecinos pidieron al delegado también tener acceso al listado de personas que serán trasladadas a los nuevos pisos de Santa Clara, ya que consideran que ellos mejor que nadie conocen la trayectoria de cada inquilino y temen que alguno de los nuevos adjudicatarios arrastren consigo a la nueva promoción los mismos problemas sociales de los que están huyendo en la barriada de José Antonio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios