El Puerto Helados contra el abandono

  • La iniciativa para recaudar fondos para la protectora Patas contó con gran ambiente, a pesar de algunas quejas por la falta de espacio en la calle Luna

Imagen de algunos de los participantes, propietarios y perros en el Animahelado solidario. Imagen de algunos de los participantes, propietarios y perros en el Animahelado solidario.

Imagen de algunos de los participantes, propietarios y perros en el Animahelado solidario. / Andrés mora

Mamita es una perra mestiza de dos años, con el pelo color marrón claro, que fue atropellada no hace mucho por un coche. Una pata y una cadera rota fueron el resultado de este accidente. Hoy se puede decir que tras una operación, mucho trabajo y paciencia, Mamita ha conseguido salir adelante gracias a los cuidados de la protectora Patas.

La historia de este animal es solo una de las cientos que podían ser oídas ayer en el Animahelado Solidario. Dicho evento, organizado por Patas y la heladería Da Massimo, tenía como objetivo conseguir recaudar fondos para dicha protectora a través de la venta de helado desde las 15:00 horas hasta las 18:00 horas. No obstante, el plan inicial varió a lo largo de la tarde, ya que el propio Massimo, gerente de la heladería, amplió el horario media hora. La alegría y euforia no tardaron en reflejarse en la cara de María Jesús Vázquez, la presidenta de la asociación animal, quien acogió con satisfacción la noticia, reflejo de la buena marcha de la iniciativa.

Conocer a estos perros que esperan ser adoptados es sólo una de las actividades que se podían realizar en la calle Luna, donde se vivió un gran ambiente. Desde pintacaras y mesas para colorear, hasta la voz en directo de Julia González, pasando por un concurso canino donde se premiaban destrezas un tanto particulares, como el premio otorgado al cachorro más pequeño o el premio dado al perro más sexi. "Hay que concienciar en la prevención", explicaba María Jesús. "Ese es nuestro principal objetivo, sobre todo de cara al verano, donde aumenta el número de abandonos". Igualmente hay que destacar la dedicación y pasión que mostraron las personas participantes en el evento donde, aparte de los propios voluntarios de la protectora, destacaron la sección femenina del Club de Rugby Atlético Portuense, así como algunos representantes del grupo scout San Jorge.

Aunque Massimo tardará algunos días en dar resultados y cifras concretas sobre el evento, sí se puede decir que la iniciativa ha atraído de nuevo a un gran número de dueños y perros. No obstante, el único problema a destacar ha sido la falta de espacio suficiente para poder transitar con tranquilidad, debido a lo estrecho de la calle. Del mismo modo, también se ha podido observar cómo la mayoría de perros no llevaban bozal. Esto, unido al ajetreo y la falta de espacio, puede provocar que los animales reaccionen de forma airada ante el agobio de la situación; algo que también hay que comprender como propio de su naturaleza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios