El Puerto

Doña Blanca celebra sus 50 años con numerosos retos por cumplir

  • La asociación El Castillo conmemora el aniversario de la fundación del poblado con unas jornadas

El Poblado de Doña Blanca ha celebrado este fin de semana el 50 aniversario de su fundación desde que fue creado como poblado de colonización para alojar a las familias de agricultores que fueron desalojadas de los terrenos que ocupa actualmente la Base Naval de Rota. Con este motivo, durante este fin de semana se han organizado en el poblado una serie de actividades que dieron comienzo este pasado viernes, y en la que se han incluido eventos gastronómicos y deportivos, además de una exposición fotográfica y proyección de diapositivas en la que se recoge el devenir del poblado desde su construcción hasta la fecha. El Poblado de Doña Blanca celebra además este aniversario con nueva junta directiva en su asociación de vecinos El Castillo, que está presidida por Antonio Carrillo Crespo, y que se ha ocupado de la organización de las actividades.

Dichas actividades se celebran en la antigua sala de cine del Poblado, situada en la Plaza de San Cristóbal, y que fue cedida por la empresa municipal de vivienda Suvipuerto hace unos meses para su uso por el colectivo vecinal. La sala de cine, que se ha transformado en un salón multiusos, algo precario aún, está siendo adecentada por los propios vecinos, que han procedido a pintarla y al arreglo de algunos desperfectos. En ella se ha instalado la exposición fotográfica, que está siendo visitada por numeroso público, interesado en conocer la historia de este singular enclave, que siempre aspiró a ser considerado por el Ayuntamiento algo más que una barriada de El Puerto. Para ello, está recuperando poco a poco sus fiestas más tradicionales, como su propia cabalgata de Reyes o su velada de agosto. El Poblado de Doña Blanca cumple este 50 aniversario con numerosos retos por cumplir, reivindicaciones que siguen vigentes y no han sido atendidas a lo largo de estos años. La más inminente, la construcción del parque infantil, largamente esperado, y que se sigue retrasando, además de un local para los vecinos, el arreglo de las plazoletas y acerados y alcorques, entre otras cuestiones, como la petición de un jardinero. Y ello, sin contar con el problema que supone para los regantes y colonos el que se consideren sus tierras como terreno inundable.

En estos últimos días, los vecinos han tenido unos invitados no deseados a la celebración de su aniversario. Se trata de un grupo de perros de caza que ha creado cierta alarma en el Poblado y que corren el riesgo de hacerse salvajes. Por el momento, ningún organismo les ha dado una solución para retirar a estos perros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios