El Puerto

Continúa la demolición del emblemático Caballo Blanco

  • El derribo ha afectado ya a la marquesina de piedra y al caballo que la remataba

El emblemático caballo que remataba la marquesina El emblemático caballo que remataba la marquesina

El emblemático caballo que remataba la marquesina / Andrés Mora

Las obras de demolición del antiguo hotel Meliá Caballo Blanco avanzan, después de que el área de Urbanismo del Ayuntamiento concediera a la empresa propietaria la licencia para derribar sus instalaciones a finales del pasado mes de diciembre.

Las obras de demolición comenzaron a principios de febrero, tras argumentar la empresa que no era posible atender los requerimientos del Ayuntamiento para que tapiara los huecos de puertas y ventanas y al adecentamiento y limpieza del interior del complejo abandonado porque dichos trabajos podían representar un riesgo para los operarios que entraran en el viejo hotel para realizarlos.

Desde hace casi dos semanas una máquina excavadora de gran tamaño trabaja en el interior de las deterioradas instalaciones del hotel, que cerró sus puertas en 2006 de manera definitiva, quedando desde entonces abandonado pese a las intenciones iniciales de sus propietarios de reformarlo y reabrirlo incorporando nuevas instalaciones y una zona comercial, proyecto que quedó aparcado por las dificultades administrativas y la crisis.

El hotel Caballo Blanco constituyó en su momento todo un símbolo del turismo. Fue edificado en 1962 y desde entonces ha estado muy vinculado a la imagen turística de El Puerto. El acceso del hotel, con su marquesina de piedra con el caballo rematando su parte frontal confería un aire inconfundible a la entrada de Valdelagrana, destacando su montera como un elemento arquitectónico elegante y moderno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios