El Puerto

El Constitucional no admite a trámite el recurso de Hernán Díaz por su inhabilitación

  • No se violó ningún derecho constitucional en la sentencia que le obligó a dejar la Alcaldía

El Tribunal Constitucional no ha admitido a trámite el recurso de amparo que Hernán Díaz presentó por el fallo judicial que le obligó a abandonar la Alcaldía en el verano de 2006. Hernán Díaz fue condenado a siete años de inhabilitación de cargo público por un delito de prevaricación al no permitir el reingreso de Luis Fuentes como jefe de la Policía Local de la ciudad. La denuncia la interpuso Fuentes en 1995 y no se resolvió en la vía penal hasta 2005, con una primera sentencia condenatoria por parte del Juzgado de lo Penal de Cádiz. Un año más tarde, la Audiencia Provincial la ratificó. El fallo era firme por lo que a Díaz no le quedó más remedio que acatar la sentencia y poner fin de forma obligada a 15 años al frente del Ayuntamiento portuense.

En septiembre de 2006, el abogado del ex primer edil, Felipe Meléndez, presentó un recurso ante el Constitucional por entender que en la sentencia se habían vulnerado algunos derechos constitucionales de Díaz. Entre ellos se aludía al derecho a una tutela judicial efectiva por no tenerse en cuenta algunas pruebas a favor del ex alcalde en el juicio que se celebró en 2005. También apuntaba que no se había cumplido la presunción de inocencia ya que, según su defensa, no había pruebas de que Díaz actuara con mala fe, aunque se reconociera que hubo un delito de nombramiento ilegal, puesto que en lugar de Fuentes se nombró a José Díaz Otero como responsable de la Policía Local.

También se argumentaba una dilación indebida del proceso judicial, puesto que tanto la vía administrativa (que en un principio dio la razón a Díaz) como la penal (que falló en favor de Fuentes) se alargaron durante más de 11 años. El Constitucional no entra a valorar a fondo los fundamentos jurídicos expuestos por el letrado sino que se limita a señalar que no la admite a trámite ya que no se ha violado ningún derecho fundamental, según explicó Meléndez.

El Tribunal Constitucional concluye así el epílogo de la vida política de Hernán Díaz con el rechazo a su recurso de amparo, la última vía que tenía para salir airoso de la sentencia que lo condenó hace dos años.

Desde el pasado mes de septiembre, Díaz se retiró públicamente de la política local. Ese mes abandonó la presidencia de Independientes Portuenses, el partido que fundó pocos meses antes de ganar sus primeras elecciones en 1991. No obstante, su opinión sigue contando, y mucho, en su partido. Y no hay duda de que aún sigue mandando entre los suyos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios