Un día en el centro Mercedes Carbó

Comienza el cole de verano más divertido para los pequeños portuenses

  • Gracias al Ayuntamiento, Afanas y la delegación de la Junta, 80 menores cuentan con comedor social

Los niños recibían ayer por la mañana la visita de buena parte del equipo de Gobierno y de la directiva de Afanas. Los niños recibían ayer por la mañana la visita de buena parte del equipo de Gobierno y de la directiva de Afanas.

Los niños recibían ayer por la mañana la visita de buena parte del equipo de Gobierno y de la directiva de Afanas.

Con la llegada del verano el centro Mercedes Carbó de Afanas-Bahía ubicado en la urbanización de El Águila, se llena de vida por las mañanas gracias a la energía que desprenden los 80 niños portuenses que se benefician del comedor social del que dispone estas instalaciones.

Pero estas instalaciones ofrecen algo más que un comedor. Para estos niños de entre 4 y 12 años, es un cole de verano diferente y bastante divertido, donde cada día aprenden nuevas cosas jugando con sus compañeros.

Los niños visitarán cada mañana el centro hasta el 31 de agosto que finaliza el servicio

Este proyecto que responde a las necesidades de muchas familias que están pasando por una mala situación económica, lleva cinco años celebrándose en este centro gracias a la colaboración tanto de Afanas-Bahía, como del Ayuntamiento y la delegación provincial de Servicios Sociales y Salud.

Además de ayudar a la alimentación de estos 80 menores, cabe destacar que supone la generación de 15 nuevos puestos de trabajo, ya que se encargan de esta labor un total de 15 monitores y 3 auxiliares para que los niños puedan pasar un verano inolvidable.

Cada día, un autobús hace la ruta para recoger a todos los niños de las distintas zonas de El Puerto y los lleva al centro sobre las 10 y media de la mañana. En cuanto llegan a las instalaciones, los niños toman su desayuno y comienzan los diferentes talleres diseñados para ellos con una vitalidad increíble.

Entre las actividades, hay mucho juegos en la piscina o prácticas de diferentes deportes como baloncesto o fútbol... Todo ello gracias a los grandes patios de Mercedes Carbó y que cuentan además con el complejo deportivo Manuel Delgado Almisas que se encuentra justo al lado y que está totalmente disponible para ellos.

En estas instalaciones también ofrecen clases de apoyo extraescolar de cualquier materia para los más grandes, talleres de manualidades, visionado de películas para los más pequeños y actividades en las que el agua es el principal protagonista.

Sobre las dos de la tarde, los niños vuelven al comedor para tomar su almuerzo en el que hay un menú elaborado especialmente para ellos cada día, para que tengan una dieta variada. Una vez finalizada la comida prosiguen jugando en los talleres y las clases con sus monitores hasta las tres y media de la tarde. Llegada esta hora toca despedirse del centro, reciben una bolsita con diferentes alimentos para la merienda y la cena, y se suben al autobús donde junto a sus compañeros viajan de nuevo a sus casas después de todo una mañana de diversión.

Esta fórmula ayuda a que los niños se olviden por un momento de los problemas de casa o incluso no lleguen ni a conocerlos, ni a saber el por qué realmente de estar en el centro. Para ellos, no solo llegan a Mercedes Carbó por la comida que cada día reciben, sino por lo bien que se lo pasan junto a sus compañeros del cole de verano.

Durante la jornada de ayer, los niños y monitores del centro recibieron la visita del alcalde David de la Encina, el concejal de Bienestar Social, Ángel M. González, y la concejala de Igualdad, Matilde Roselló, que junto a la presidenta de Afanas, Antonia García Morales y Francisco Ferrer, el subdirector de la entidad, estuvieron pasando un rato con ellos y compartiendo las diferentes experiencias que viven cada mañana gracias a las muchas actividades que se realizan durante todo el verano hasta el 31 de agosto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios