Sucesos La Policía investiga si tiraron al mar al hombre rescatado de madrugada en Cádiz

Campaña de inmunización

Colas y desconcierto en las primera horas de la vacunación de los mayores de 80 años en El Puerto

  • La afluencia masiva de automóviles y los atascos en la avenida de Diputación han dificultado el acceso al centro cívico por la calle de Caja de Aguas, generando situaciones de tensión entre los usuarios 

  • El Ayuntamiento afirma que las colas se produjeron debido a un retraso en la llegada de las vacunas 

Las primeras horas de la primera jornada de la campaña de vacunación de los mayores de 80 años en El Puerto de Santa María han estado marcadas por las colas de automóviles, los nervios y una cierta sensación de impotencia a los usuarios, por no saber qué hacer ante el monumental atasco que se generó en la avenida de la Diputación y en los accesos al centro cívico de Caja de Aguas.

Como es natural, la mayor parte de las personas mayores de 80 años optaron en la mañana de este martes por acudir en automóvil hasta el centro cívico para vacunarse, donde se han instalado sendas carpas de pequeño tamaño en el exterior para apoyar en la vacunación, que también se realiza en los propios vehículos. En la mayoría de los vehículos iba como mínimo el conductor como acompañante (normalmente un familiar) y la persona mayor que iba a ser vacunada. Otros vehículos llevaban a bordo más de una persona para ser vacunada. La totalidad de ellos habían sido convocados con cita previa por las autoridades sanitarias, por lo que decidieron acercarse al lugar un cuarto de hora o diez minutos antes de la cita.

Personal sanitario atiende a los usuarios en el centro cívico de Caja de Aguas de El Puerto. Personal sanitario atiende a los usuarios en el centro cívico de Caja de Aguas de El Puerto.

Personal sanitario atiende a los usuarios en el centro cívico de Caja de Aguas de El Puerto. / Andrés Mora Perles

No obstante, al entrar en la avenida de la Diputación para acceder posteriormente a la calle Caja de Aguas, quedaba atrapados en la cola, ya que confluían los vehículos que circulan a diario por la avenida más una ingente cantidad de coches cuyo destino era al centro cívico, al que se accede por una calle estrecha desde la propia avenida de la Diputación. Aunque la Policía Local ya estaba en el lugar para tratar de controlar el flujo de tráfico, la realidad es que el lugar se transformó en "una ratonera", según testigos presenciales.

La indignación y los nervios comenzaron a aflorar en las personas que se encontraban en la cola de vehículos, ya que estaban citados a una hora y temían perder el turno y que sus mayores se quedaran sin vacunar. Al comprobar que no avanzaban, muchos optaron por dejar el vehículo aparcado en la avenida y realizar con los mayores el trecho a pie, caminando a duras penas, hasta llegar al centro cívico, para conseguir ser puntuales.

Uno de los puntos de espera habilitados para aguardar tras la vacunación para descartar posibles efectos secundarios. Uno de los puntos de espera habilitados para aguardar tras la vacunación para descartar posibles efectos secundarios.

Uno de los puntos de espera habilitados para aguardar tras la vacunación para descartar posibles efectos secundarios. / Andrés Mora Perles

Los que no pudieron acogerse a esta opción por ser imposible para ellos, hacían sonar el claxón desesperados, pero la cola no se movía y la Policía Local, con escasos efectivos dada las necesidades, no lograba controlar el flujo de automóviles.

Por fortuna, tras muchos nervios e incertidumbre, los mayores han ido vacunándose, aunque en algunos casos con un retraso respecto a la hora concertada, al no poder llegar a tiempo. Todo parece indicar que el dispositivo de tráfico no estaba diseñado para soportar un flujo como el que se ha registrado en estas primeras horas de vacunación en El Puerto. No obstante, algunos usuarios han expresado a este diario que al menos para este grupo de edades, el centro cívico no era el lugar idóneo para la vacunación, debido a la estrechez de su calles de acceso y salida, formándose el tapón que ha producido nervios y malestar entre los usuarios.  

Una vez en el centro cívico Augusto Tolón, las personas consultadas por este diario han mostrado su agradecimiento a Protección Civil y al personal sanitario del SAS, que han facilitado el proceso a los mayores que están siendo vacunadas y a sus familiares.   

Por su parte, el Ayuntamiento ha manifestado que las colas se produjeron debido a un retraso en la llegada de la vacunas, ya que "los usuarios estaban citados desde las 10:00 horas para que se vacunaran en sus coches, y al llegar las vacunas con casi una hora de retraso se fueron acumulando los vehículos que estaban esperando para ser vacunados". Según el concejal de Presidencia, Javier Bello, "el dispositivo es el adecuado, tan solo hubo un retraso en la llegada de las vacunas, cuyo tratamiento es muy complejo porque deben guardar el frío".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios