El Puerto

El Centro de Recursos Ambientales cambia de gestor y pasa a GSC

  • La nueva concesionaria afrontará el pago de los salarios. Se cambiará también el modelo de explotación

El Centro de Recursos Ambientales (CRA) cambió ayer de gestor por decisión del pleno municipal, que procedió a la extinción del contrato de la empresa cooperativa Explotaciones Deportivas Portuenses para adjudicarlo de inmediato (ayer mismo fue la nueva firma) a la mercantil GSC Compañía de Servicios y Construcción, tras un procedimiento negociado de urgencia. El equipo de Gobierno decidió proceder a la extinción del contrato de 'gestión interesada' a Explotaciones Deportivas debido a que dicha empresa "carece de recursos económicos para seguir manteniéndolo", mientras IP, que se abstuvo en la votación, se preguntó "quien está incumpliendo el contrato" y lamentó que "una empresa portuense se vea obligada a dejar su contrato por motivos económicos, al aducir que le deben 700.000 euros". Juan Gómez acusó al equipo de Gobierno de "incapacidad para hacer frente a sus compromisos".

Por su parte IU, cuyo grupo votó a favor de la extinción del contrato, manifestó que Explotaciones Deportivas "es una empresa con antecedentes de conflictos internos que no se han cerrado" y calificó la renuncia a la explotación del CRA como "la crónica de una muerte anunciada". Acusó también al equipo de Gobierno de "no poner orden en Medio Ambiente", aunque calificó de "inaceptable que el día 17 de julio la empresa comunicara el abandono del servicio y dejase sin abonar a los trabajadores la paga de junio y la paga extra de julio". El pago de estas nóminas así como el mantenimiento de los puestos de trabajo en el CRA es un compromiso asumido por la nueva concesionaria GSC, que mantendrá por cinco meses la adjudicación hasta final de año, y asumirá el déficit por el impago de la empresa. Este déficit se lo liquidará el Ayuntamiento a GSC en los presupuestos de 2010, aunque previamente, en diciembre, se estudiará el cambio del modelo de explotación desde el actual de 'gestión interesada' (en el que el Ayuntamiento paga las pérdidas) a un 'contrato de riesgo y ventura'.

Por parte del PSOE, se exigió también responsabilidades a la empresa saliente "que no cumple con sus obligaciones contractuales".

La concejala de Medio Ambiente Beatriz Fuentes replicó a Juan Gómez que la deuda de 700.000 euros que aduce la extinta concesionaria "incluye facturas de la explotación de las piscinas", que lleva una empresa dirigida por gestores de Explotaciones Deportivas Portuenses. Además, anunció que el equipo de Gobierno "tomará medidas legales" al entender que hay obligaciones contractuales que la empresa habría incumplido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios