Coronavirus en El Puerto "Esto es muy duro, a mucha gente le ha cambiado la vida por completo"

  • La concejala de Asuntos Sociales, Carmen Lara, es una de las personas en primera línea de batalla para atender la emergencia social desatada por el coronavirus

La edil Carmen Lara, el pasado miércoles durante el reparto de alimentos en el centro cívico.

La edil Carmen Lara, el pasado miércoles durante el reparto de alimentos en el centro cívico.

-Le ha tocado a usted estar al frente de Bienestar Social en el momento más duro de la historia reciente del Ayuntamiento.

-Exactamente. Quién me iba a decir a mi que después de doce años iba a volver a la política y me iba a encontrar con esta situación. Yo le echo siempre mucho coraje a la vida, pero esto es algo asombroso. Hay que afrontarlo y echarle mucho valor. El problema es tan grande que no pienso en el día de mañana, pienso en resolver el día a día. Tengo un equipo magnífico de profesionales en Bienestar Social, hemos hecho un programa de trabajo y lo seguimos de forma ordenada, poniendo en marcha nuevos recursos, todo eso además trabajando entre nosotros a distancia, respetando el confinamiento. La demanda es tan grande que hay que volcarse con esto, se ha reforzado la plantilla para atender esta situación porque además hay que comprobar la situación de cada familia.

-¿Es posible atender a tantas familias como lo necesitan en estos días?

Eso es lo que intentamos, es verdad que a veces hay retrasos pero es por la avalancha de llamadas que hay, no solo eso sino que hay que mirar la situación de cada familia. A los que no llegamos o tardamos un poco más es porque queremos hacer bien el trabajo, estar seguros de que se ayuda a todo el que le hace falta. A veces la gente llama hasta cuatro veces y eso nos retrasa incluso más. De todas formas, tenemos a 20 personas atendiendo el teléfono y ya hemos dado más de 90.000 euros en ayudas, y en unos días saldrán otras nuevas. La gente está volcada, El Puerto entero está codo con codo. Todos los grupos de la Corporación me han ofrecido su ayuda, cualquier idea es bienvenida. Tenemos que estar todos a una. Les pido a los portuenses que confíen en nosotros, que estamos trabajando al máximo, aunque es inevitable que se queden cosas en el camino. Estamos repartiendo unas 85 comidas calientes diarias, unas 560 a la semana.

"El centro de emergencia social está funcionando perfectamente. Hay una docena de plazas ocupadas"

-Al principio hubo críticas por la tardanza en poner en marcha un plan para los sin techo. ¿Está funcionando bien el centro de emergencia social?

Sí, se tardó unos días pero es que era una situación complicada, no teníamos disponible un local y se dispuso en 72 horas. El centro está funcionando perfectamente. Hay una docena de plazas ocupadas y esas personas están allí confinadas, cuando antes estaban en la calle y estaban totalmente expuestas. Además hay otras nueve personas que se encontraban ya con anterioridad en la casa de acogida de Anydes.

-Imagino que al margen de los usuarios habituales, estos días están recibiendo llamadas de auxilio de personas que nunca habían acudido a Bienestar Social. Tiene que ser algo muy duro.

Sí, es durísimo. Es una de las cosas que más me preocupan. Tenemos que atender a nuestros usuarios habituales, pero es que ahora veo a pequeños empresarios, autónomos que vivían al día muy dignamente y ahora tienen que venir a pedir comida. Gente joven que trabajaba en casas y ha tenido que dejar de ir. El pequeño autónomo es el que más me preocupa ahora mismo. También hay mucha gente esperando el pago de los ERTE, que están tardando mucho. Me preocupa muchísimo el pequeño autónomo, que se han quedado sin nada. Hay que auxiliarles y darles una seguridad, entre ellos mucha gente joven con niños pequeños. Ha cambiado totalmente el perfil de la gente que a acude a nosotros. A mucha gente le ha cambiado la vida por completo.

"Tenemos que trabajar de la mano con otros colectivos. Es muy importante evitar la picaresca"

-Hay otras entidades y colectivos que trabajan también en la ayuda a los demás, como las hermanas del Espíritu Santo o Los Invisibles. ¿hay coordinación entre todos estos movimientos?

Con las hermanas del Espíritu Santo hemos estado en contacto desde el principio, siempre vamos de la mano. Cuando se cerró el comedor de Sol y Vida el primer auxilio lo dieron las monjas, hasta que se habilitó la entrega de comida caliente en la guardería municipal. Fue algo temporal hasta que se puso en marcha el centro de emergencia. En cuanto a otros colectivos, estamos pendientes de una reunión con ellos para coordinarnos mejor, porque es muy importante también controlar la picaresca. Es importante trabajar todos de la mano.

-¿Cómo ve el futuro a medio plazo?

Los profesionales de Asuntos Sociales me dicen que hay que prepararse para el futuro, hay que ser previsores. Va a venir una etapa muy dura, con una realidad muy difícil. Lo que pasa es que ahora mismo pienso más en salir de esta, tengo que pensar a corto plazo.

-¿Y cree que saldremos de esta?

Yo creo que saldremos adelante. Costará mucho trabajo, esfuerzo y sacrificio, pero lo conseguiremos. El día a día es muy duro cuando muchas personas te piden para comer. Después de esta tragedia no vamos a dejar paradas las ilusiones de la gente, habrá que retomar poco a poco la normalidad y la actividad, también en el resto de las áreas que llevo, como Participación Ciudadana. Hay que mirar hacia delante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios