El Puerto

Caravana a las prisiones para pedir mejoras en la atención a los internos

  • La marcha salió desde La Victoria hacia las cárceles para reclamar mejor tratamiento a la salud de los presos con motivo del Día Mundial contra el Sida

La marcha partió de la explanada del Monasterio de la Victoria La marcha partió de la explanada del Monasterio de la Victoria

La marcha partió de la explanada del Monasterio de la Victoria / Andrés Mora

Como es habitual con motivo de la conmemoración del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, esta mañana se celebró la ‘Caravana por la dignidad de las personas’, organizada por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), y las asociaciones Andad y Anydes. Los participantes en la marcha se dieron cita en la explanada del Monasterio de la Victoria, donde realizaron los preparativos en los vehículos, en los que instalaron carteles editados con el lema ‘Por la dignidad de las personas presas’. Desde este punto, la caravana se puso en camino hacia los centros penitenciarios Puerto I y Puerto II. La preocupación mostrada en este caso por los integrantes de la caravana se centró en la sanidad en prisión, o como la denominaron “la salud robada entre cuatro muros”, reclamando así mejoras en la salud de las personas privadas de libertad.

En esta ocasión, la caravana denunció que en lo que va del año 2018, cuatro presos han perdido la vida en las cárceles de El Puerto, a la vez que denunciaron, a nivel general, la alta tasa de suicidios en prisión, “que es mucho más elevada que en el resto de la población”. Como datos objetivos señalaron que de las 21 personas presas que se suicidaron en 2016, 17 tenían enfermedad mental, y cuatro estaban en régimen de aislamiento. “Estas muertes habría que conectarlas con la deficitaria situación de la sanidad en prisión y en concreto con la deficitaria atención psiquiátrica”.

Además, criticaron que la discapacidad en prisión sigue siendo una desconocida, siendo los sordos uno de los colectivos más castigados, “sin que Instituciones Penitenciarias considere necesario disponer de intérpretes de lengua de signos “. Los convocantes volvieron a denunciar los problemas de los internos para tener acceso a la sanidad. Por último, reivindicaron una atención sanitaria en igualdad de condiciones a la recibida por la población libre, algo que, subrayaron, “no sucede”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios