Carnaval de El Puerto | Crónica del sábado ‘El Canijo’ rinde homenaje a El Puerto

  • El sábado de Carnaval se salda con un gran ambiente en las calles

  • Antonio Pedro Serrano contó para su pregón con agrupaciones míticas portuenses como Los Majaras y Los Gitanos

El pregonero, ‘El Canijo de Carmona’, con la comparsa de Los Majaras sobre el escenario de la Plaza del Castillo.

El pregonero, ‘El Canijo de Carmona’, con la comparsa de Los Majaras sobre el escenario de la Plaza del Castillo. / Fernández Hortelano

El sábado de Carnaval en El Puerto vivió este sábado grandes momentos. Después de la brillante jornada del viernes, día festivo y soleado que sacó a muchas personas a la calle, quizás el ambiente tardó algo más en cuajar pero a media tarde las calles Luna, Misericordia y Jesús de los Milagros ya eran un hervidero de portuenses y visitantes, muchos de ellos disfrazados.

El pasacalles infantil tuvo también un gran seguimiento. El pasacalles infantil tuvo también un gran seguimiento.

El pasacalles infantil tuvo también un gran seguimiento.

Por la mañana se pudo disfrutar por las calles del pasacalles de grupos infantiles, en el que participaron colegios y asociaciones vecinales, y también se llenó de público la convocatoria de Baby Radio en la Plaza del Castillo, con una primera edición a las doce del mediodía que se repetiría a las cinco de la tarde.

Las agrupaciones ilegales dieron color a las calles desde primera hora de la tarde

Desde el mediodía y durante toda la tarde fueron muchos los grupos de amigos con variopintos disfraces que disfrutaron de la fiesta en la calle, escuchando las letras de las chirigotas y comparsas que se concentraban en las principales calles del epicentro del Carnaval portuense.

Pero sin duda la uno de los momentos estelares de la jornada fue el pregón ofrecido por Antonio Pedro Serrano, el Canijo de Carmona, que acudió puntual a su cita con los portuenses en la Plaza del Castillo.A las siete y media de la tarde una inoportuna lluvia amenazaba con aguar la fiesta, aunque la cosa no pasó a mayores y el pregón se pudo desarrollar con toda normalidad.

En su disertación ante los portuenses El Canijo explicó que su afición a los Carnavales viene desde el año 1981, cuando comenzó a verlos por televisión y se quedó prendado. Casualidades de la vida, su abuelo, de profesión tapicero, fue quien tapizó las butacas del Gran Teatro Falla. En este punto el pregonero aprovechó para rendir homenaje a todos los abuelos y el gran cable que les están echando a muchas familias que sufren los efectos de la crisis.

El Canijo salió al escenario con el disfraz de su agrupación de este año, Chernobyl, el musical, y acompañado de su chirigota, a la que denominó “mi segunda familia. Sin vosotros no habría Carnaval”, les dijo.

También rememoró el pregonero el inicio de su relación con El Puerto, “cuando aún no había rotondas”. Junto a su chirigota entonó varias coplas con trasfondo social, como el pasodoble denunciando la violencia contra las mujeres de Las muchachas del congelao. “Os queremos vivas”, les dijo a todas las mujeres presentes”, dedicando también un poco más tarde otro pasodoble a las mujeres maduras.

El Canijo, rememorando sus inicios en el mundo del Carnaval, recordó en voz alta que cuando empezó en este mundillo se moría por cantar con Los Majaras, y allí los tuvo sobre el escenario. Con ellos entonó un pasodoble de los Caballos Andaluces, con letra de Diego Caraballo, y recordó que Pedro el de los Majaras ha sido para él “un amigo y un profesor”. También tuvo palabras de recuerdo para José Luis Arniz, de quien la comparsa entonó su popular rumba de Las flores.

También recordó cómo en el año 1983 sacó su primera agrupación, con letra del portuense ‘El curruquero’, con la que pisó las tablas del desaparecido teatro Principal. También se acordó, como no, de otro célebre autor portuense, Luis Galán, “a quien admiro y venero”, confesó.

La comparsa de Los Gitanos tampoco podía faltar en un pregón dedicado a El Puerto. La comparsa de Los Gitanos tampoco podía faltar en un pregón dedicado a El Puerto.

La comparsa de Los Gitanos tampoco podía faltar en un pregón dedicado a El Puerto. / Fernández Hortelano

Y en esta línea de homenaje al Carnaval portuense, no podía faltar tampoco otra mítica agrupación local, la de Los Gitanos, con los que se lanzó por un pasodoble de la comparsa La Parra Bomba dedicado a la playa de La Puntilla. Más portuense imposible.

También le cantó el pregonero a otros temas más generales pero tan importantes como la libertad, recordando que “el Carnaval es el tesoro más valioso”, sin olvidar que “la palabra prohibida costó millones de vidas. "La copla puede ser un puñal contra las injusticias, dijo”, para entonar después a capella una pieza sobre los siete pecados capitales.

Los niños, el futuro, también tuvieron su espacio en el pregón, y El Canijo les encomendó “que no se pierda esta tradición. Sois la esperanza y recordad que muchos de vuestros abuelos no pudieron disfrutarlo”, les dijo.

La guinda del pregón, con un público ya entregado, fue la presencia sobre el escenario del coro ‘Tócame’, de Julio Pardo y el propio Antonio Pedro Serrano, que interpretó unos tanguillos.

Por último, para finalizar, El Canijo se arrancó junto al coro con Los Duros antiguos, pidiendo al público que la corease con él, antes de despedirse de la plaza, no sin antes recibir un recuerdo por parte del alcalde, Germán Beardo, en agradecimiento por su pregón.

Este domingo, la cabalgata

Ya hoy domingo concluyen los actos del Carnaval portuense con el recorrido de la Cabalgata, que sale a las tres y media de la tarde desde la Bajada del Castillo.

El recorrido discurrirá por la avenida Micaela Aramburu, Plaza de las Galeras Reales, Ribera del Río, Plaza Pedro de los Majaras, Luja, Larga, Palacios, Plaza de España, Santa Lucía, Plaza Elías Ahuja, calle Valdés y avenida del Ejército, finalizando la comitiva en la Plaza de la Noria.

La Cabalgata contará con la participación de las peñas, asociaciones, academias y otras agrupaciones y entidades de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios