Seguridad

“Beardo mantiene en el cargo a Peris, pese al despido de los gruistas y el caos en seguridad”

  • Cinco trabajadores del servicio de grúa han sido despedidos por los impagos municipales

Una imagen de la grúa municipal, de cuyo servicio se ha despedido a cinco trabajadores. Una imagen de la grúa municipal, de cuyo servicio se ha despedido a cinco trabajadores.

Una imagen de la grúa municipal, de cuyo servicio se ha despedido a cinco trabajadores. / D.C.

El grupo municipal socialista ha denunciado que, "pese al despido de varios trabajadores de la grúa, pese a la desastrosa gestión en el área de Seguridad y pese al acuerdo alcanzado ayer por el pleno pidiendo la dimisión de la concejala Marina Peris, el alcalde, Germán Beardo, la sigue manteniendo en el cargo".

Para el PSOE “esto, además de ser un enorme error para la seguridad en El Puerto, es una chulería más de Beardo y su socio, Curro Martínez, que, al mantener a Peris en su cargo, respaldan su pésima gestión”.

Así se ha pronunciado el portavoz socialista, Ángel Mª. González, quien considera que “la situación de Marina Peris en el gobierno local es insostenible; no ha dado una en estos 15 meses de mandato”. Pero lo más grave, a su juicio, "no es que no haya acertado, sino que lo que ha hecho ha sido para empeorar la seguridad en nuestra ciudad".

El edil explica que “durante el verano atípico que hemos tenido por la pandemia de la Covid 19, mientras en otras ciudades vecinas la seguridad se ha visto reforzada e incentivada en su tarea de informar, controlar las aglomeraciones y dar un servicio más efectivo a la ciudadanía, en El Puerto la situación ha sido totalmente diferente: no hemos visto policías locales ni en las calles ni en las playas, la agrupación de voluntarios de Protección Civil ha sido dinamitada, los auxiliares de playas no se han coordinado, el transporte sanitario, salvamento y socorrismo en playas ha empezado a mitad de verano y con servicios insignificantes, el servicio de grúa se ha dejado de prestar en determinados horarios, ha habido decretos de paralización de infraestructuras de los que no se ordenaban su ejecución, etcétera. Y ahora, el colofón es que además la ciudad se queda sin servicio de grúa, con el despido de sus cinco trabajadores a quienes se les adeudan tres nóminas, mientras el alcalde, su socio y la concejala permanecen impasibles ante esta situación”.

Ya el pasado mes de agosto el PSOE denunció que el servicio municipal de grúa se estaba prestando sin contrato, "otra de las perlas de la gestión de Marina Peris", lamentan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios