El Puerto

'Baby boom' en el salón de plenos con tres embarazos de concejalas

  • Las ediles Leocadia Benavente y Mariola Tocino (PP) y la socialista María del Carmen Matiola esperan descendencia

Tres de las ediles de la Corporación municipal están embarazadas de poco tiempo de diferencia, en lo que parece ser un baby boom en toda regla. La primera en dar la buena nueva fue la concejala de Economía y Hacienda, Leocadia Benavente, que está casi de seis meses, y apenas una semana después trascendía el embarazo de la edil socialista María del Carmen Matiola. Hace menos tiempo, unas veinte semanas, se quedaba en estado también la edil de Bienestar Social e Igualdad, Mariola Tocino.

A esta especie de 'virus' procreador que se ha propagado por el salón de plenos hay que sumar también a la concejala María Gómez, de Independientes Portuenses, que fue la primera en abrir brecha ya que tuvo a su bebé el pasado verano.

Es la primera vez que se producen tantos embarazos simultáneos de concejalas en activo, ya que aunque en ocasiones anteriores sí que había habido madres recientes en la Corporación, no se habían registrado tantos casos a la vez. Así, la ex-edil popular Beatriz Fuentes llegaba a las elecciones municipales de 2007 en un avanzadísimo estado de gestación, de manera que la descendencia y el acta le llegaron prácticamente a la vez. Y si este es el mandato de las concejalas-madres, el anterior lo fue de las mujeres que ejercen como cargos de confianza, ya que la secretaria de grupo de IP y las responsables de prensa del Partido Andalucista y el PSOE tuvieron a sus hijas durante dicha etapa. En esta ocasión, a la racha de embarazos hay que sumar también el de otra mujer que ostenta un cargo de confianza, Isabel Silvela, coordinadora del área de Comunicación.

Estos embarazos, como es lógico, se han convertido en habitual tema de conversación entre las ediles y sus compañeros de Corporación, que hacen bromas sobre el alcance del 'contagio'.

En el caso de Leocadia Benavente, además, el protagonismo es compartido ya que su pareja es el también concejal popular Raúl Capdevila.

Los nuevos bebés municipales comenzarán a llegar hacia el mes de febrero, así que solo queda esperar que traigan un pan debajo del brazo, haciendo honor al dicho popular, no solo para sus familias sino también para la ciudad, que falta le hace.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios