El Puerto

El Ayuntamiento dice que la tasa de basura no cubre "ni la mitad del gasto"

  • El gobierno local rechaza la convocatoria de una junta de portavoces al asegurar que no tienen aún información que ofrecer a la oposición · PSOE, IU e IP piden la dimisión de Moresco, Ruiz y Benavente

Comentarios 65

 La huelga de limpieza y recogida de residuos en El Puerto encara hoy su séptimo día, desde que comenzara a las dos de la tarde del pasado viernes, 21 de  octubre.

El aspecto que presenta la ciudad es ya  absolutamente desolador y la basura aparece esparcida por las calles, con muchas bolsas y desperdicios fuera de los contenedores, a lo que hay que sumar la lluvia de papeles que ha inundado las calles.

En la mañana de ayer, el equipo de gobierno rechazó la propuesta solicitada por los grupos de la oposición municipal (PSOE, Izquierda Unida e Independientes Portuenses) para la convocatoria de una junta de portavoces. La explicación del equipo de gobierno fue que se convocará a la oposición "cuando se recabe toda la información". Así las cosas, los portavoces de los tres grupos ofrecieron una rueda de prensa conjunta en la plaza del Polvorista, donde en ese momento se encontraba concentrada la plantilla de FCC como cada mañana.

El portavoz socialista, Ignacio García de Quirós, fue el encargado de trasladar a los trabajadores la negativa del gobierno local, formado por Partido Popular y Partido Andalucista, a dar información a los grupos sobre la situación de los  pagos a la empresa concesionaria, una información fundamental que hasta la fecha no ha querido dar el gobierno municipal.  Tal y como expresó el portavoz socialista, "el gobierno local no tiene ni idea de lo que está ocurriendo y está tratando a los trabajadores como si fueran ciudadanos de segundo nivel. ¿Por qué no dicen dónde está el dinero que recaudan y qué cantidad se está pagando a la empresa?", se preguntó.

Quirós acusó al gobierno municipal de "falta de transparencia" y de  quitar competencias a la junta de portavoces". Asimismo, el edil socialista expresó su apoyo a la plantilla de FCC y pidió a los ciudadanos que entiendan el problema de estas familias, "que no están cobrando. Que nadie les tache de kamikaces, esto no es una huelga política, esto se corta en cuanto el Ayuntamiento pague, aquí no hay ningún salvaje", dijo.

Finalmente, el portavoz del PSOE se preguntó que "si  a estas alturas no tienen información, es que están ocupando un sitio que no les corresponde".

La portavoz de Izquierda Unida, Pepa Conde, señaló en la misma línea que el gobierno local "está engañando a los trabajadores" y añadió que están demostrando "su incapacidad para gestionar. No dan soluciones a los problemas de la gente y esconden la cabeza, miran hacia otro lado. Se están comportando de forma carroñera atacando y criminalizando a  los trabajadores, no tienen ninguna sensibilidad ante la situación de estas familias que están teniendo problemas para alimentar a sus hijos y pagar sus hipotecas", dijo. "Que digan si están pagando o  no", reclamó la edil de IU, para añadir que "la información que tenemos es que hasta el pasado 31 de marzo  se le debían a FCC casi 27 millones de euros". Para la portavoz de IU, si el gobierno local está cumpliendo con sus obligaciones de pago la solución está clara, "que exijan a la empresa el cumplimiento del pliego de condiciones. Si no lo hacen es porque el equipo de gobierno es el responsable de la huelga", afirmó. Asimismo, se preguntó que "dónde está el dinero que se recauda, porque todos pagamos impuestos. Que los ciudadanos se pregunten qué harían si estuviesen en una situación similar a la de estos trabajadores". Conde concluyó asegurando que el gobierno de PP y PA "está llevando a la ciudad a la bancarrota".

Por su parte la portavoz de Independientes Portuenses, Silvia Gómez,  quiso también solidarizarse con los trabajadores y acusó a los dos socios de gobierno, PP y PA, de no tener "vergüenza política". La edil se preguntó "cómo se pueden ir a su casa a comer y a dormir, cuando no deberían levantarse de la mesa hasta que el problema estuviera solucionado", dijo. En cuanto a las molestias que han provocado en días anteriores las protestas de los trabajadores a las puertas del Ayuntamiento, Gómez preguntó "qué harían los que se han quejado si llevaran dos meses sin cobrar" y acusó al alcalde, Enrique Moresco, y a la edil de Hacienda, Leocadia Benavente, de no estar dando la cara, ya que hasta ahora las únicas que han comparecido públicamente para hablar de este asunto han sido las ediles Patricia Ybarra y Marta Rodríguez.

La portavoz del grupo independiente también animó a la plantilla diciéndoles que tras las críticas recibidas durante meses, "ahora se ve que vuestro trabajo sí se notaba".

Por su parte, el gobierno municipal siguió ayer en la línea de no aportar ningún dato sobre la deuda que el Ayuntamiento mantiene con la empresa FCC. En un comunicado se limitaron a señalar que el Ayuntamiento ingresó en 2010 6.254.255 euros por la tasa de basura, mientras que los gastos del servicio para este año ascienden a 9.600.000 euros y en 2010 fueron de 11.449.053 euros, gastos a los que hay que sumar el tratamiento de residuos y el reciclaje, lo que hace un total de 14.646.115 euros. Según dicen, "la tasa de basura no cubre ni la mitad de los gastos en materia de limpieza". También recuerdan que el año pasado el Ayuntamiento pagó más de 20 millones correspondientes a la deuda histórica con Sayse.

Por otro lado, el equipo de gobierno nuevamente exigió "el cese de los actos vandálicos que son los que están provocando que la ciudad se encuentre en semejante situación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios