El Puerto

Aprueban derogar la ordenanza de Convivencia con apoyo de Levantemos

  • Durante el pleno ordinario tomó posesión la nueva concejala del PP María del Carmen Molina, que sustituye a Candón

  • Se aprobó pedir la declaración de zona catastrófica por el temporal

La nueva concejala del PP, María del Carmen Molina Carmona, durante su toma de posesión ayer en sustitución de Alfonso Candón. La nueva concejala del PP, María del Carmen Molina Carmona, durante su toma de posesión ayer en sustitución de Alfonso Candón.

La nueva concejala del PP, María del Carmen Molina Carmona, durante su toma de posesión ayer en sustitución de Alfonso Candón. / andrés mora

El pleno ordinario de la Corporación aprobó ayer de forma inicial la derogación de la Ordenanza de Convivencia. Lo hizo con el voto en contra del PP; y la abstención del concejal no adscrito Carlos Coronado, y de Cs, cuya portavoz Silvia Gómez defendió sus argumentos contra la derogación de manera imperiosa, cargando contra el grupo Levantemos y el equipo de Gobierno, a quienes acusó de actuar por motivos políticos, leyendo un informe de la asesoría jurídica de la Policía Local, que apunta que en determinados aspectos se puede producir un vacío legal y en el que se aboga sólo por su modificación.

También el concejal popular Javier Bello, pintó un panorama sombrío en caso de derogación de una ordenanza que fue promovida por el PP y el PA en 2012, y que él definió como "un marco normativo para convivir". Bello acusó al equipo de Gobierno de plegarse a las exigencias del grupo Levantemos. "Esto es raro y sospechoso", mantuvo, para vincular la derogación con 43 medidas exigidas por Levantemos para aprobar los Presupuestos pendientes. "Vuestro oportunismo político jamás traerá nada bueno a la ciudad", subrayó.

Se retiró del orden del día el convenio urbanístico relativo a los terrenos de La Puntilla

El concejal Carlos Coronado, manifestó que con la derogación "se pierde una herramienta y algunos aspectos de la convivencia ciudadana quedan en el aire. Es un error derogarla -insistió-, ya que la propia ordenanza da la posibilidad de modificarla cada dos años".

Un puntal sólido a favor de la derogación fue el grupo Levantemos, cuya concejala Rocío Luque subrayó que la ordenanza ha sido una herramienta que criminaliza aspectos como la prostitución o la mendicidad. "Invisibiliza los problemas, como si determinadas realidades no existieran", y lamentó la falta de política sociales para trabajar en la prevención de asuntos de calado social que se recogen en dicha ordenanza. Llegó a manifestar que muchas personas "han sufrido" por culpa de la ordenanza". En este aspecto incidió el concejal de Bienestar Social, Ángel González (PSOE), que manifestó que cuando se creó la ordenanza, "sólo se tuvo en cuenta los aspectos punitivos", convencido además de que su derogación "no va a tener ninguna repercusión; no va a quedarse desprotegida ninguna acción que pueda considerarse infracción", apostando por la mediación antes que por la represión de los colectivos a los que perjudica dicha ordenanza.

Hubo constantes interrupciones durante el crispado debate, en el que se traslucía un enfrentamiento entre dos formas de ver los problemas sociales. En cierto momento, Silvia Gómez espetó a Levantemos, "ustedes lo que queréis es anarquía", dirigiéndose a un grupo de feministas que había entre el público, que reivindicaban el paro del 8-M. Roció Luque le reprochó que se ofusque con quienes piensan de manera distinta a ella.

Por su parte, José Luis Bueno (IU), recordó que desde 2012 la izquierda se opuso a la ordenanza, ya que "se olvida de las medidas sociales". Invitó además a "restar dramatismo" a la derogación.

Al principio del Pleno tomó posesión de su acta, mediante juramento, la nueva concejala del PP María del Carmen Molina, que entra en sustitución de Alfonso Candón. No pudo acudir a la sesión el portavoz del PP, Germán Beardo, por estar a punto de ser padre.

Por último, fue retirado del orden del día el punto del convenio urbanístico entre el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria sobre los terrenos de la Puntilla. Como punto de urgencia se aprobó con la abstención del PP pedir la declaración de zona catastrófica tras los graves efectos del temporal 'Emma', y la aplicación a la máxima brevedad de los mecanismos autonómicos y estatales de apoyo a la reparación de los daños producidos por el temporal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios