2015 Elecciones Generales

El PSOE sospecha que Iglesias exige el referéndum sólo para forzar nuevas elecciones

  • Errejón asegura que no ve a Pedro Sánchez de presidente del Gobierno y apuesta por una persona independiente

La aceptación de un referéndum en Cataluña como condición prioritaria de las impuestas el pasado lunes por Pablo Iglesias al PSOE para prestarle apoyo para gobernar es vista por numerosos dirigentes socialistas como un intento de Podemos de forzar la máquina para que haya nuevas elecciones.

Según fuentes consultadas por Europa Press, éstas se muestran convencidas de que Pablo Iglesias no tiene ningún interés en llegar a un acuerdo con el PSOE y por eso ha planteado una condición "imposible" como es la del reconocimiento de la plurinacionalidad de España, traducida en el derecho a decidir y la realización de un referéndum en Cataluña.

Una condición que el PSOE no está dispuesto a aceptar, que ha dejado claro que una de sus líneas rojas es la defensa de la soberanía nacional. De hecho, el lunes pasado, y tras la intervención de Pablo Iglesias, el número tres del PSOE, Antonio Pradas, dejaba claro que su partido no iba a "entrar por ahí de ninguna manera" porque no están de acuerdo "en absoluto" con la "autodeterminación".

Los dirigentes socialistas consultados creen que a Pablo Iglesias le conviene que haya nuevas elecciones y no por sentido de Estado, sino por "puro interés partidista". Precisan que el líder de Podemos sabe que no gana "nada" en un acuerdo con el PSOE, que además sería insuficiente para poder gobernar y quedaría dependiendo de la abstención de los nacionalistas. "Podemos quiere repetir las elecciones y ni siquiera disimulan, porque creen que los próximos comicios les irán mejor", apuntaba uno de los dirigentes socialistas consultados.

En esta línea, el portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando, reprochó ayer que Iglesias "lo llene todo de líneas rojas y quiera imponer su santa voluntad al segundo y al primero" con sólo 69 escaños. A su juicio, la actitud de Iglesias es de "no entender nada" y le recomendó "un poquito de humildad".

El jefe de campaña de podemos y diputado electo, Íñigo Errejón, por su parte, reconoció ayer que no ve al candidato del PSOE, Pedro Sánchez, como el presidente de un Gobierno fruto de un pacto de izquierdas, y ha puesto sobre la mesa la posibilidad de pensar en "una figura independiente" que contente a todos los sectores.

Así, Errejón apostó por "sacar del cajón" el espíritu de la Transición para aplicarlo en la construcción de un nuevo "pacto de convivencia", a través de una figura independiente que ponga en marcha reformas con las que, a su juicio, están de acuerdo "muchos ciudadanos, hayan votado a la derecha, a la izquierda, hayan votado nuevo o viejo".

Errejón reconoció que Sánchez tiene "mucha presión", tanto de dentro como de fuera del PSOE, pero exigió al líder socialista que diga si, más allá de rechazar la investidura del actual presidente en funciones y candidato del PP, Mariano Rajoy, va a presentar su candidatura. Errejón también insistió en que el referéndum en Cataluña está dentro de una lista que "no son condiciones para sentarse a hablar", sino que debe orientar la nueva transición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios