Barómetro de Commentia para el Grupo Joly

Empate entre Rajoy y Sánchez en Andalucía en la recta final

  • El PP saca casi un punto al PSOE y podría aventajarle en un escaño, aunque están muy igualados Ciudadanos adelanta a Podemos en Andalucía, y sacaría 11 ó 12 parlamentarios en la comunidad El sondeo encuentra un 37,4% de indecisos, siete puntos más que lo habitual en elecciones andaluzas

Comentarios 27

EL PP de Mariano Rajoy adelantaría al PSOE de Pedro Sánchez en Andalucía en las elecciones generales del próximo 20 de diciembre. Son sólo nueve décimas de diferencia, apenas llega al punto, pero el adelantamiento de los populares supondría todo un terremoto por cuanto una victoria del PP en Andalucía consolidaría a Mariano Rajoy a nivel nacional y supondría la derrota socialista en una de las pocas comunidades donde se espera la victoria. Ciudadanos se queda lejos del PSOE, pero lograría escaños por todas las provincias y adelantaría a Podemos, mientras que Izquierda Unida se muestra fuerte en Cádiz, donde podría lograr representación. Éste es el panorama que dibuja el Barómetro Joly realizado por la empresa Commentia con motivo del 20-D. El trabajo de campo del sondeo, con una muestra de 850 entrevistas, finalizó el 30 de noviembre, apenas unos días antes de que comenzase la campaña electoral.

El barómetro muestra un reparto entre los cinco partidos principales muy diferente al de las elecciones autonómicas de marzo de 2015 y las municipales de mayo, ambas las ganó el PSOE, tal como ocurrió en las europeas. De confirmarse estos datos, se volvería a la situación anterior a la llegada de Susana Díaz, cuando el PP ganó tres elecciones consecutivas en la comunidad. Para entender este cambio hay que considerar que Mariano Rajoy no goza de popularidad, pero es el presidente que prefiere una mayoría de andaluces, y que una buena parte de los electores socialistas se encuentran en el terreno de los que no han decidido el voto. La muestra ha detectado un 37,4% de indecisos, cuando este mismo Barómetro contó un 30% con motivo de las elecciones autonómicas, las que ganó el PSOE con Susana Díaz. El porcentajes de indecisos es mayor entre los votantes socialistas, casi 16 puntos más que los del PP.

El PP lograría un 28,19% de la estimación de voto, mientras que el PSOE se quedaría en el 27,31%, la distancia es pequeña e inferior al margen de error del sondeo, que se sitúa en el 3,4%. Ciudadanos se lanza hasta el 20,69%, a siete puntos de Podemos, que llega al 13,01%. IU logra un 4,81%. En escaños, Andalucía reparte 61 diputados, los populares obtienen de 22 (ahora tienen 33); el PSOE se apunta 21 (ahora son 25), y se estrenan Ciudadanos, con 12, y Podemos, con cinco. IU gana uno por la provincia de Cádiz, pero pierde los que ahora tiene en Málaga y en Sevilla.

La intención directa de voto (sin los arreglos técnicos conocido como la cocina) también favorece al PP. Algo más de cinco puntos de ventaja (el 17,4% frente al 12,1%).

La situación cambia mucho respecto al Barómetro Joly que se realizó en diciembre de 2014. En aquella ocasión, y de cara a unas elecciones generales, Podemos es el que tenía más intención directa de voto, seguidos del PP y del PSOE. La espuma del partido morado se habría acabado hasta bajar a una discreta posición.

Aunque el reparto de escaños conlleva un aumento del margen de error, el Barómetro Joly hace una aproximación a los 61 escaños andaluces repartidos por provincias. El PSOE sólo lograría una victoria clara en Sevilla, donde obtiene cinco escaños, uno menos que en las elecciones de 2011. En aquella ocasión, Alfonso Guerra lideraba la lista socialista. El PP gana de tres a cuatro, dos menos que en 2011. Sería en esta provincia, junto con Málaga, donde Ciudadanos logra más escaños, tres.

En Málaga, el PP ganaría con cuatro mientras que el PSOE se queda en tres y Podemos, en uno. Cádiz, la siguiente provincia más poblada, es la que ofrece un resultado más plural, todos los partidos logran representación según los datos del sondeo. PP y PSOE sacan dos y tres, respectivamente; Ciudadanos, dos, y Podemos e IU, uno cada uno. Hay que tener en cuenta que Cádiz ha ganado un escaño por el aumento de la población.

Ciudadanos se queda sin representación en Córdoba, una provincia donde ha habido problemas con sus cabezas visibles. Ganaría el PP con tres diputados, seguido del PSOE con dos. Podemos saca un escaño. En Granada, el resultado es similar, pero con un escaño del partido de Albert Rivera. Podemos no obtiene representación en Almería: hay tres escaños para el PP, dos para el PSOE y uno para Ciudadanos.

En Huelva empatan el PSOE y el PP con dos escaños cada uno, mientras que Ciudadanos obtener uno. En Jaén, también empatan los dos grandes partidos, mientras que Rivera obtiene un diputado en Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios