La prioridad de las redes

En auge. Los partidos dedican muchos esfuerzos y capital humano en esta campaña a las nuevas tecnologías para promocionar el discurso propio o ridiculizar los errores del rival.

-->