2011 Elecciones

Los sindicatos esgrimen que la plantilla municipal "no se toca" tras el vuelco electoral

  • Las secciones sindicales del Ayuntamiento recuerdan al PP antes de su desembarco que la regularización del pago del salario y la relación de puestos de trabajo son reivindicaciones irrenunciable

Las secciones sindicales con representación en el Ayuntamiento de Jerez aún no han tenido tiempo de sentarse a digerir y analizar el vuelco electoral que han deparado las urnas en favor del PP, que a partir del 11 de junio asumirá en solitario el poder  gracias a su mayoría absoluta de 15 concejales.

El día después del 22-M, el de la resaca electoral, sirvió, sin embargo, para que los sindicatos ofrecieran una primera impresión de lo que puede representar el cambio de color político, bajo la premisa compartida por CGT, CCOO, UGT y Atmj de que “la plantilla municipal no se toca” y con la esperanza de que el nuevo  gobierno local insufle un nuevo talante a la negoación para desbloquear los temas pendientes.

La regularización salarial y la reorganización interna, previa aprobación de la relación de puestos de trabajo (RPT) para la optimización de los recursos, son prioritarias para los responsables sindicales de la plantilla municipal, que están expectantes al desembarco del PPen el Ayuntamiento.

Desde las filas de la CGT –sindicato mayoritario entre los trabajadores municipales–, su portavoz José García expresó ayer su confianza en que el PP “tome nota” del batacazo socialista, propiciado a su juicio por “una política reaccionaria antiobrera y bajo el dictamen de la venganza que ha dado al traste con el proyecto de Pilar Sánchez y tiene consecuencias nefastas para el PSOE”.

García subrayó que la CGT dará margen suficiente al nuevo gobierno local para que le “tome el pulso al Ayuntamiento, pero no vamos a permitir ni un día de retraso en el pago de los honorarios;ahí no vamos a dar tregua”, advirtió, para puntualizar luego que “no es una amenaza”, sino simplemente una declaración de principios que enlaza con “nuestra función básica de defensa de los intereses de los trabajadores”.

Sobre el resultado de las elecciones, el portavoz cegetista significó que “no creo que haya sido un castigo severo a Sánchez, sino a su política reaccionaria, por lo que el PPdebe tener cuidado porque torres más altas han caído cuando no se responde a las expectativas”.

La CGT defiende la necesidad de reorganizar la plantilla municipal, “pero no en tono impositivo”, y defiende que tanto el personal como los honorarios, sobre todos los más bajos, “no se tocan”, no así la productividad, sobre todo en los casos que se ha concedido “a dedo”.

La Agrupación de Técnicos Municipales (Atmj) también antepone “la estabilidad de la plantilla municipal, el respeto y dignidad de los trabajadores y la aprobación de la RPT” al resto de asuntos pendientes, siempre y cuando se garanticen también el cobro del salario antes del día 5 de cada mes, otra de las premisas básicas e irrenunciables para esta agrupación sindical, según su portavoz Tomás Lucero.

“Nosotros no estamos en permanente beligerancia y si no hemos dialogado es porque no ha existido disposición por parte del gobierno socialista, instalado en la agresión continua y la descalificación de los trabajadores”, declaró Lucero, quien sostiene que “aún así, nos hemos sentado cada vez que nos han llamado, pero la intransigencia del gobierno municipal han impedido llegar a ningún acuerdo”.

Juan Manuel Sánchez Padilla, de CCOO, prefiere no pronunciarse sobre el cambio de gobierno, “elección que corresponde a los ciudadanos y no a los sindicatos”, cuyo papel se ciñe a “la defensa de los trabajadores”, subrayó, si bien puntualizó que “esta es su decisión y bien hecho estará”.

El representante de Comisiones significó que lo importante no es tanto el cambio de color del gobierno como de la situación actual de los trabajadores municipales, “que no es buena y esperamos que haya un cambio a mejor”, en particular en lo que atañe al pago de la nómina y la reordenación interna a través de la RPT.

“Eso es imperioso, y si antes del día cinco de cada mes no hemos cobrado la nómina volveremos a salir a la calle, pues el pago de la hipoteca y el comer están por encima de la cortesía” –los cien días que se conceden a los nuevos gobiernos para adaptarse–, explicó Sánchez Padilla, quien apostilló que “si sale lo básico, el resto caerá por su propio peso, pero hace falta una base para edificar el edificio, y esa base, por ley, es la relación de puestos de trabajo”.

El elenco de secciones sindicales con representación en el Ayuntamiento se cierra con la UGT y Alfonso Cárdenas de portavoz, quien tras felicitar al PP por un resultado “esclarecedor” se cuidó de hacer más valoraciones personales para esperar a que el sindicato se siente a analizar el vuelco electoral. Por lo demás, Cárdenas manifestó que “estamos tranquilos porque hace 15 días nos sentamos con el PP y nos garantizaron que no piensan tocar la plantilla y estamos a la espera de que tomen posesión y hagan sus propuestas, pues ahora hay que materializar lo que han anunciado en campaña”. Como el resto de sindicatos, UGT tiene la defensa de los intereses de los trabajadores por bandera y “salvo que se toquen nuestros derechos fundamentales y siempre que se pague la nómina en tiempo y forma, nuestra actitud será dialogante”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios