2011 Elecciones

Los parcelistas denuncian que IU "manipuló" su asamblea electoral

  • La coalición repartió publicidad política y un informe oficial de la Gerencia de Urbanismo en defensa de sus tesis mientras los propietarios estudiaban las propuestas de los distintos partidos en campaña

EL voto del parcelista siempre ha sido disputado en Córdoba. Tenso, en ocasiones, dado el número de personas que se mueven en un mundo, el de las residencias sin licencia, que tienen intereses directos en las posiciones que se adoptan desde el Ayuntamiento. Lo que no se imaginaban los parcelistas, mancomunados en una organización que se llama Alamiriya, es que tendrían que denunciar la actitud de Izquierda Unida en la asamblea convocada el pasado viernes en El Higuerón para examinar las propuestas de todos los partidos políticos -que contestaron- de cara a las próximas elecciones municipales del 22-M.

La Mancomunidad de Juntas de Compensación Alamiriya es una organización que agrupa a las directivas de las parcelaciones legalizables de la ciudad. El viernes convocó una asamblea para los afectados. Estuvieron presentes, según los asistentes, unas 300 personas, todo el salón de actos del centro cívico de El Higuerón. El modelo de reunión organizado era bastante sencillo. La junta directiva le remitió, con carácter previo, un cuestionario a los partidos políticos que se presentan a las elecciones sobre cuestiones concretas de interés para los parcelistas legalizables (que son la mayoría en el término municipal de Córdoba). En esa reunión, se daría lectura a las respuestas para que cada directiva de los propietarios pudiera informar a sus asociados de los planes de cada formación política. Algunos candidatos, como Juan Pablo Durán (PSOE), contestaron en primera persona. Otros, como el PP, en nombre del partido. La directiva tiene las respuestas de IU, PSOE, PP y UPyD. Durante la precampaña han mantenido reuniones con estas fuerzas políticas y, además, Unión Cordobesa y el PA.

La versión de lo sucedido procede de personas que aportan sus nombres y apellidos. Lo explican un directivo de la parcelación Torreblanca, Manuel Sánchez, y el presidente de Alamiriya, Antonio Avilés. Su versión ha sido corroborada con otras personas que participaron en el mismo acto. "En la puerta del centro cívico, nos quedamos sorprendidos por la presencia de una señorita que repartía dos folletos, uno eran las respuestas a las preguntas afectuadas a Izquierda Unida; el segundo, un informe de la Secretaría de la Gerencia de Urbanismo del pasado 27 de abril", afirma Manuel Sánchez. Ambas fuentes aseguran que "la señorita" en cuestión era de Izquierda Unida. Este periódico tiene copia del informe oficial firmado por una funcionario de Urbanismo.

Avilés asegura que es normal que los partidos hagan campaña en esta etapa preelectoral. Al fin y al cabo, la reunión se estaba celebrando en un centro cívico municipal, el del barrio del Higuerón, con la presencia del delegado de la Alcaldía, Baldomero Espinar, miembro de la lista de IU. Es menos habitual que lo que se distribuya sea un documento interno de la Gerencia Municipal de Urbanismo "que veníamos reclamando desde hace semanas, que tiene fecha de abril y que apareció precisamente ese día". El documento es un dictamen jurídico sobre la legalidad de retrasar la presentación del aval que tienen que colocar todas las parcelaciones legalizables entre la constitución de la junta de compensación y la aprobación del proyecto de reparcelación, una iniciativa anunciada por el equipo de gobierno en las últimas semanas del mandato, que aún no ha sido aprobada por ningún órgano municipal. "Esto ha sido una manipulación", explica Avilés. El directivo de la mancomunidad explica también que requirió en varias ocasiones información al respecto a la Gerencia de Urbanismo sin éxito por su parte. Por eso, su sorpresa fue todavía mayor al ver que IU repartía entre el público asistente a la reunión la documentación institucional que no se puso a disposición de su entidad.

La directiva de la mancomunidad de parcelistas explica que, en ningún caso, convocó la reunión con la intención de realizar propaganda política de nadie. Asegura que, cuando se diseñó el formato de la reunión, la pretensión era contar con información práctica, con contenidos concretos y promesas en firme de los distintos partidos políticos que concurren a las elecciones municipales en el sentido de dar a conocer las propuestas de forma que se pudiera "tomar posición" con los datos en la mano. Las directivas de las parcelaciones son, como todo grupo humano, plurales. Sus documentos oficiales, sin embargo, son bastante críticos con cómo se ha llevado a cabo la gestión del proceso de legalizaciones. Están disponibles en la web corporativa (www.alamiriya.es).

El presidente de esta entidad recuerda que las decisiones que afectan a los parcelistas tienen que ver con una población estable de 50.000 personas, "mayor que la localidad de Lucena". Avilés asegura que la táctica de la Gerencia de Urbanismo "ha sido la de puentearme" facilitándole documentos a personas del mundo de las parcelas cercanas a IU antes que a la directiva de la organización que los agrupa. Alamiriya se formó originariamente por las asociaciones de Barquera Norte, Paso de la Barquera, El Alamillo y Barquera Baja. La asamblea, sin embargo, se realizó de forma abierta a todas las asociaciones de propietarios que existen en la periferia. La legalización de las parcelas se ha convertido en una fuente de problemas para el Consistorio. Son muchas las personas interesadas que están realizandolos trabajos de diseño urbanístico pero pocos los euros disponibles para llevar a cabo obras costosas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios