2011 Elecciones

Las municipales, la previa para las autonómicas andaluzas

  • Griñán, con casi todas las encuestas en contra, niega que lo que ocurra ahora tenga nada que ver con la carrera por la Junta. Arenas, en cambio, ve el 22-M como un trampolín.

Andalucía, una de las comunidades autónomas capitales para el PSOE y el PP, será el 22 de mayo el escenario de la batalla política por 771 ayuntamientos en un examen que medirá las fuerzas de los líderes de ambos partidos para los comicios autonómicos de marzo de 2012, a diez meses vista. En una decisión sin precedentes en el socialismo andaluz, el secretario general, José Antonio Griñán, se ha echado el peso de la campaña a cuestas en una caravana electoral que le llevará a las ocho provincias con más de medio centenar de actos. También Javier Arenas, líder del PP andaluz, se ha subido al autobús de campaña, lo que hará difícil desvincular los resultados de las municipales de las futuras autonómicas, previstas para principios de marzo de 2012.

Con casi todas las encuestas en contra, Griñán afronta su primera pugna electoral en un ambiente político y social muy crispado para el PSOE-A a cuenta de los ERE irregulares, el paro, la crisis, y el enquistado conflicto por la reordenación del sector público, mientras que el PP-A afronta sus supuestas vinculaciones con el caso Gürtel. El PSOE sostiene que Griñán no se examina, que los comicios no son un plebiscito y que será candidato a la Junta en 2012, pero en el pasado reciente quedan anotados los sucesivos cambios en el Gobierno de la Junta y el partido motivados por dimisiones y disensos personales, crisis exprés que han dejado en el camino a dirigentes clave como Rafael Velasco o Luis Pizarro.

Arenas tiene, por su parte, el viento favorable de los sondeos autonómicos y municipales, y afronta los comicios como una prueba, un trampolín previo para su acceso a la Presidencia de la Junta: El 22-M "comenzará el cambio" en Andalucía, ha espetado en varias ocasiones. Los socialistas, que aseguran tener datos que vaticinan que conseguirán la Alcaldía de Huelva, aspiran a mantener las de Sevilla y Jaén (ahora en coalición con IU), además de Jerez de la Frontera. Sin embargo, las cuentas del PP indican que esta formación ganará por mayoría absoluta en las ocho capitales y en Jerez, y que arrebatarán al PSOE cuatro de las ocho diputaciones provinciales.

La carne en el asador electoral que echarán Griñán y Arenas está aderezada por los líderes nacionales, que se vuelcan en Andalucía, especialmente en capitales como Sevilla, Jaén y Córdoba. A Sevilla acudirá José Luis Rodríguez Zapatero para arropar al candidato Juan Espadas el 16 de mayo, aunque será el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el que más visite la comunidad con actos en Málaga, Huelva y Almería, mientras la otra presumible candidata a las primarias, Carme Chacón, estará en Málaga y Sevilla.

Sevilla será la más visitada no sólo por los líderes nacionales del PSOE, sino también del PP, prueba de la importancia que la capital andaluza tiene en estas elecciones municipales. Así, Mariano Rajoy, que arrancó y cerrará la campaña en esta ciudad para arropar al candidato del PP, Juan Ignacio Zoido, a quien las encuestas dan como ganador aunque no tiene asegurada la mayoría absoluta, visitará en tres ocasiones la Comunidad andaluza.

La única convocatoria en que los socialistas perdieron unos comicios locales en el conjunto de Andalucía fue en 1979; en ese caso, frente a la UCD. Desde 2007, el PSOE cuenta con 489 de las 771 alcaldías y tiene en sus manos dos capitales: Sevilla y Jaén (por el pacto con IU), y también gobierna en coalición con IU en Córdoba. En las pasadas elecciones obtuvo 1.555.885 votos y sacó 4.390 concejales con más del 40 por ciento de las papeletas.

Aunque no fue la lista más votada en ninguna capital, sí ganó en seis de las ocho provincias y cuenta con 2.000 ediles más que el PP. Los populares obtuvieron un total de 1.228.269 votos y 2.375 concejales logrando algo más del 32 por ciento de los votos y tiene en sus manos 140 alcaldías. Ganó en número de votos en todas las capitales (por mayoría absoluta en cinco), pero en las provincias sólo sacó ventaja a los socialistas en Almería y Málaga. IU, que logró 473.215 votos y tuvo 1.090 concejales con un 12,36 por ciento de los apoyos, aspira a seguir siendo llave de gobierno en Sevilla y Jaén, y mantener Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios