2011 Elecciones

Pilar, la 'concejal de oro'

  • El PA iniciará su campaña con el sueño de arrancar algunos votos y convertirse en la llave del gobierno municipal

Su entusiasmo asombra. La candidata del PA contagia optimismo y eso que afronta la campaña electoral a sabiendas de que sólo un golpe de suerte muy grande podría trastocar los planes que, por ahora, la excluyen del Ayuntamiento de Sevilla. "Aquí estamos las dos pilares del andalucismo", comentaba jocosa ayer en la puerta de la caseta del PA acompañada de su número dos, Pilar Távora.

A los andalucistas le ha costado completar la lista íntegra. Hace prácticamente una semana que cerraron los diez primeros números y algunos menos que le pusieron el broche final con la incorporación de Alejandro Rojas Marcos. Dos ex alcaldes andalucistas apoyan a una candidatura que, de fracasar de nuevo en las urnas, puede significar la desaparición definitiva del andalucismo. "O no", comentaban algunos de los miembros destacados de la lista que mantienen alta la autoestima.

Dados los pocos recursos del partido para realizar la precampaña, la candidata ha tenido que planificar su estrategia, que no parece muy complicada, sin la guía de las encuestas y los sondeos. Los publicados por los medios y otros partidos le sirven de referencia y de su lectura particular saca la siguiente conclusión: "La concejal de oro soy yo y así se lo he dicho tanto a los del PP como a Juan Espadas el otro día", comenta en referencia a las encuestas que le dan al PP el concejal necesario para ganar la mayoría.

Este mismo sondeo, publicado por el Grupo Joly, refleja una bajada de votos al PA con respecto al mes de febrero, una caída que impediría que el andalucismo pueda resucitar esta primavera. Pero Pilar González respira tranquila, quizás convencida de que lo único que puede hacer ya a estas alturas es disfrutar de la campaña y pasear su bandera por toda la ciudad. "Lo nuestro son los símbolos", comenta en alusión al escenario elegido para el arranque de la campaña, la Torre del Oro. En el monumento proyectarán un vídeo y de ahí, todos a la Feria a seguir la fiesta.

Su empeño es eso, una fiesta en defensa de la democracia, de los valores, de los sueños... Una ilusión que rescata símbolos del pasado y del futuro. La candidata ha querido incorporar como número 2 a una independiente, comprometida y que se ha rifado algún que otro partido. Como número 5 va Ana María Uruñuela, hija de Luis Uruñuela, referente del PSA y primer alcalde de la etapa democrática de Sevilla. Este histórico andalucista habría renunciado a formar parte de la candidatura a favor de otros nombres que integran a otras generaciones, algo que dice mucho de la calidad personal y política de Uruñuela. Otro nombre con pasado es el de Juan Ramírez Corro, un dirigente vecinal que fue concejal del PSA también en la primera corporación democrática, de Juventud y Deportes. Y el penúltimo nombre de la lista también tiene pasado municipal: Ana Arillo, muy vinculada a Rojas Marcos, fue concejal andalucista entre 1991 y 1995 y que algunos todavía recuerdan por poner en marcha el cuerpo de cicerones en la Expo 92, tras ser nombrada delegada municipal de Juventud.

El andalucismo tiene pasado, presente y futuro y algún converso, como Antonio Rescalvo, que saltó de las filas de IU a las del PA. El pasado ya tiene en Uruñuela y Rojas Marcos una clara representación en el cartel de Pilar González, que, paradójicamente, quiere ser diferente, según reza su eslogan electoral. Su spot de campaña también dice que luchará contra todos los obstáculos porque sabe nadar a contracorriente.

Entre las muchas fotos que la candidata se ha hecho estos días en el real de Los Remedios está una en la puerta de la caseta municipal, vacía y con las lonas echadas, que Pilar ha rotulado: "El año que viene, dentro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios