2011 Elecciones

El PP pone coto a la euforia

  • Los dirigentes de la formación insisten en "no caer en la autocomplacencia" ni "en la confianza" ante las encuestas. El alcalde pide en su programa a los ediles que garanticen "la transparencia" en la función pública.

El PP busca distanciarse de las buenas expectativas que las últimas encuestas dibujan para el próximo 22 de mayo en la capital de la Costa del Sol, según las cuales, revalidarían la mayoría absoluta en la Casona del Parque. Lejos de agarrarse a los sondeos, insiste en la necesidad de movilizar al electorado. "Dan margen para la esperanza, no para la confianza; optimismo prudente, euforia cero", declaró el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, ante las alrededor de 300 personas que acudieron al acto de presentación del programa con el que el candidato popular y alcalde, Francisco de la Torre, opta a la reelección.

El mensaje buscaba amortiguar las posibles euforias entre simpatizantes y votantes después de que, por ejemplo, el sondeo publicado por Málaga hoy hace un par de semanas elevase incluso el peso del PP en el Ayuntamiento, al otorgarle 19 ediles, dos más que en la actualidad. "Hemos estado en la pretemporada, que ha sido buena, pero queda ganar el partido, barrio a barrio, persona a persona", insistió.

Palabras que dieron continuidad a la línea marcada minutos antes por la número tres de la candidatura del PP y posible delfín de De la Torre, Carolina España. "No podemos caer en la autocomplacencia; tenemos que salir a la calle a contarles a los ciudadanos qué hemos hecho y qué vamos a hacer".

Junto a las llamadas a la prudencia, el gran protagonista fue De la Torre. Ensalzado como "el mejor alcalde de España", Sanz lo puso como ejemplo a imitar en el resto de la región. "Málaga es el modelo del cambio en Andalucía; Lo que queremos hacer en Andalucía es lo que Paco de la Torre ha hecho en Málaga", manifestó. Las palabras de apoyo al regidor marcaron la secuencia de intervenciones Carolina España, Juanma Moreno Bonilla, Elías Bendodo, Antonio Sanz y el propio regidor. "Votar a Paco de la Torre es votar un programa ambicioso, para que los malagueños seamos dueños de nuestro futuro", afirmó el presidente provincial del PP, para el que ello no ocurrirá con la victoria del PSOE.

No faltaron las críticas directas al "boicot" de la Junta de Andalucía y el Gobierno central a los proyectos de Málaga y, especialmente, a la cabeza de cartel del PSOE a los comicios, María Gámez, de la que se recordó su hasta hace poco condición de delegada del Gobierno andaluz. "Votar a la candidata socialista es votar a Zapatero", espetó Bendodo, quien apostilló: "Es votar a Griñán y a los falsos EREs".

El secretario general de los populares andaluces fue a más. "No merece la confianza cuando se ha dedicado a poner zancadillas a diario a los proyectos de Málaga". Línea que le llevó a ironizar con el eslogan socialista de darle la vuelta a Málaga. "Pero si con el PP se le ha dado; no queremos que se le dé la vuelta porque eso supondría volver a la época gris del PSOE".

Llamó la atención el gesto de los dos posibles delfines de De la Torre, Bendodo y España, que destacaron el orgullo de trabajar a su lado. "Me siento orgulloso de ser malagueño porque tengo un alcalde como Paco de la Torre", afirmó el presidente del PP y número 2 de la candidatura en la capital. No sólo subrayó el avance que de la ciudad durante la Alcaldía de De la Torre, sino que incluso auguró que la próxima década "tienen que ser los años en que Paco consiga que Málaga sea referente del sur de Europa".

La participación del regidor durante el acto se limitó a dar a conocer las pinceladas de su programa, documento con más de 600 iniciativas y de las que ya se conocen las veinte propuestas singulares, como el hotel junto al dique de levante, el funicular a Gibralfaro, el bulevar sobre el soterramiento y el parque metropolitano en el Benítez.

El regidor abundó en alguna otra idea, como su compromiso de construir 2.000 viviendas de protección oficial (VPO) en los próximos cuatro años; la creación del distrito número 11, que será Teatinos; la plantación de 10.000 árboles y la reforestación de 150 hectáreas de monte. Incluso, aludió a la necesidad de que en el proyecto de las torres de Repsol la promotora avance en la construcción del parque antes que en las edificaciones.

A ello se suma una medida curiosa, que pasa porque los ediles asuman el compromiso de "garantizar la transparencia" y la gobernanza en el desarrollo de las funciones públicas. Aspecto nada baladí si se tienen en cuenta las polémicas que en el último mandato han salpicado la gestión del equipo de gobierno.

Fueron varias sus acusaciones al "bloqueo" de la Junta en proyectos como el Guadalmedina y el tercer hospital, pretensiones que, según apuntó, se impulsarán con Javier Arenas en la Presidencia del Gobierno regional. Y, como hicieran sus compañeros de partido, insistió en la necesidad de reafirmar en las urnas lo que dicen los sondeos, haciendo un llamamiento claro a la participación. "Mientras más votos tengamos el 22 de mayo más fuerza tendremos para conseguir los objetivos", dijo, entre los que citó hacer "visible" la ciudad para el resto del mundo, toda vez que ya lo es en Europa y España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios