2011 Elecciones

Ontiveros analiza para la Fundación las causas de la crisis económica

  • García Delgado achaca "la dureza" de la situación económica al retraso de la respuesta por una sucesión de citas electorales

Dos perspectivas diferentes sobre las causas, efectos y lesiones que la crisis económica que azota más intensamente a Europa y particularmente a España. Los dos catedráticos de Economía Emilio Ontiveros Baeza y José Luis García Delgado expusieron ayer su particular visión de la situación actual a través de la mesa redonda Dos miradas al fondo de la crisis, organizada por la Fundación Cajamar. Durante la mesa, moderada por el copresidente de Cajamar Caja Rural, Luis de la Maza Garrido, García Delgado indicó que sólo es comprensible "la especial dureza" con la que la crisis económica se ha ensañado con algunos países de la eurozona y, en particular con España, si se toma en consideración, "la encrucijada que la Unión Europea conoce desde hace años y que afecta a su arquitectura institucional y a la articulación de las respectivas influencias nacionales y al efecto perverso que el calendario electoral y el tiempo político ha tenido sobre la respuesta española a los problemas planteados" afirmó.

García Delgado lamentó que se tardase en España "20 meses en reconocer lo que estaba pasando", debido a la sucesión de citas con las urnas como fueron las elecciones generales en marzo de 2008, las autonómicas de Galicia y País Vasco dos meses después y en Europa un año después. Asimismo, reiteró que España ha esperado "al peor momento como es el fin de una legislatura para intentar poner orden a una situación de tal magnitud. "Este tipo de medidas se han de tomar en el comienzo de una legislatura", aseveró.

Para Ontiveros Baeza, por su parte, esta crisis económica, desencadenada en el sistema financiero de Estados Unidos en el verano de 2007, se ha convertido en "la más severa de la historia desde la que condujo a la Gran Depresión". Así, aseveró que España no podrá rebajar la tasa del paro al 14% al menos hasta dentro de cinco años o más. "Las previsiones es crecer a un 2,2%. Con este índice en España sobra mucha gente, sobran empresas. Hay demasiadas instaladas", indicó.

No obstante quiso matizar ciertos puntos como que el problema de España "no es la deuda pública". "El problema de nuestra economía es la metamorfosis de la deuda privada en la pública", aseveró. Además, lamentó que se esté cuestionando la solvencia de España por encima de otros países como es el caso de Hungría, que tuvo que ser rescatado hace tres años. Pese a que su epicentro está en el continente americano la crisis está castigando más a Europa debido a que tres factores como son "una mayor tasa de paro así como una tasa de natalidad neta empresarial estancada o negativa y unos daños reales más elevados", puntualizó el catedrático nacido en Ciudad Real.

Dos miradas al fondo de la crisis es unos de los primeros actos que acoge la Sala Alameda, adquirida por Cajamar, cuatro años después de su cierre. Más de un centenar de personalidades relacionadas con la economía y el mundo empresarial quisieron conocer de primera mano los entresijos de la crisis de las voces y la experiencia de Emilio Ontiveros Baeza y José Luis García Delgado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios