2011 Elecciones

Movilidad y paro, las grandes preocupaciones en Santiago

  • El descontento de los vecinos del barrio es generalizado, aunque la mayoría de los consultados se muestran indecisos sobre a quién votar, pues "todos son iguales"

CON las elecciones municipales a la vuelta de la esquina, llega la hora de conocer la opinión de los verdaderos protagonistas del próximo 22 de mayo: los ciudadanos, que elegirán con su voto al próximo alcalde o alcaldesa de la ciudad. En esta primera edición de este espacio se escucharán las opiniones de los vecinos de uno de los barrios con más solera de Jerez, el de Santiago.

la voz de la experiencia

A la hora de recabar opiniones, no hay que olvidarse de las personas con mayor experiencia, esos abuelos y abuelas que han vivido distintas épocas y que pueden aportar su particular visión de la situación por la que pasa el barrio. Rafael Soto (85 años) y Josefa Montilla (84 años) son dos vecinos de Santiago "de los de toda la vida", que ven con escepticismo el panorama más allá del 22-M.

Rafael se considera "un analfabeto en este tema, pues no entiendo de elecciones. Que mande uno u otro me da igual, pues para mí todos los políticos son iguales", ante lo que añade la siguiente comparación: "todo el que llega al poder lo hace para llenarse el buche, como los pavos, y no miran otra cosa".

Josefa, por su parte, afirma que "Pilar no me ha hecho nada, no puedo hablar mal de ella, pero a mi me gustaba Pacheco". La principal queja que tiene esta vecina de Santiago es con respecto a los autobuses, algo que Josefa cree que es "una guasa, pues yo trabajo de cocinera en la zona de El Altillo y me tengo que venir a Santiago cargada con las bolsas de la compra".

"Yo de Pedro Pacheco no tenía queja y de esta señora tampoco, pero hija mía, paga, porque todos los que estamos trabajando estamos como locos por cobrar", añade Josefa, viuda del dueño del conocido bar 'Casa Paco'. "Hay gente que tiene mucha suerte, pero yo necesito trabajar para vivir".

promesas sin cumplir

Uno de los lugares más conocidos y con más "arte" de Santiago es sin duda el bar 'La gitanería', el cual es regentado por Mateo Jiménez, un jerezano de 59 años para el que la solución de Jerez pasa por "la llegada de alguien que ponga la ciudad al día, porque esto es una ruina".

"Los guardias echando multas por todos lados y nosotros que no tenemos dinero para pagarlas. La alcaldesa promete mucho y no da nada y el que entre también va a prometer y tampoco va a dar nada... aquí no sabemos en qué vamos a quedar, si en las habichuelas o en los garbanzos", comenta indignado Mateo.

Pero él lo tiene claro: "yo opto por el cambio, sea quien sea, lo que quiero es que Jerez se ponga mejor, porque esto da vergüenza". Aunque termina reconociendo que "siempre he simpatizado con Pilar Sánchez, pero hija mía qué de irritaciones me estás haciendo pasar estos años".

el 'plan mentira'

Sebastián Montoya es un vecino de 37 años del barrio de Santiago, padre de una niña de 7 años y de un niño de quince meses, parado desde hace dos años y al que le quedan tan solo cuatro meses de prestación de desempleo. Con este panorama, Sebastián aboga por realizar "un gran cambio" en la ciudad.

Montoya se considera "simpatizante de Pedro Pacheco, pues con él había más actividades de ocio, como las Fiestas de Otoño, en las que había mucho flamenco, más gente en la calle y más trabajo".

"Yo no digo que Pilar no lo haga lo mejor posible, pero llevo apuntado dos años al plan Memta y todavía no me han llamado ni para decirme: ¿cómo estás?", afirma Montoya, a lo que añade que ya hay quien lo llama "el plan Mentira".

"No puedo hablar porque estoy pasando por una mala racha. Esta mujer tendrá sus cosas, porque no es fácil dar trabajo a la gente, aunque si va a seguir y va hacer las cosas bien, pues adelante", apostilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios