2011 Elecciones

"Izquierda Unida es hoy la única fuerza capaz de cambiar las cosas"

  • Pepa Conde hace un llamamiento a la participación en las elecciones del próximo domingo y apuesta por hacer una política distinta, con el ciudadano como referencia

Comentarios 1

Pepa Conde se presenta por segunda vez a las elecciones municipales como candidata de Izquierda Unida aunque es concejala por esta formación desde 1999. Nacida en Almonte  (Huelva) hace 53 años, lleva ya más de tres décadas viviendo en El Puerto, que ya es su ciudad.

-¿Cómo valoraría este mandato municipal que ahora termina?

-En este mandato hemos visto la  evidencia de una gestión que no ha llegado a realizarse. El Puerto ha empeorado, el alcalde  está nervioso, ve que la situación se le escapa de las manos. Ha sido un mandato propio de partidos que se dedican a prometer y luego no hacen nada. Invito a los ciudadanos a dar un paseo por El Puerto y ver la realidad. No se ha hecho nada, se ha vendido una ciudad virtual, una ciudad de carteles. Poco ha hecho el Ayuntamiento por los desempleados, se dijo que el PGOU iba a estar en seis meses y aún no lo tenemos. Han estado más preocupados por su propio autobombo que por los problemas de los ciudadanos. ¿Qué se ha hecho en los barrios, en el casco histórico? ¿Qué trato tiene el alcalde con la gente? Está más metido en el despacho que solucionando problemas en la calle y pidiendo colaboración a otras administraciones, con las que está en constante  confrontación.

-Izquierda Unida tuvo ocasión de entrar en un tripartito con PSOE e IP pero lo rechazó. ¿Volvería a hacer lo mismo?

-En aquel momento se decidió no llegar a un pacto porque habíamos trabajado contra el despilfarro del dienero público, las irregularidades y la corrupción y no tenía sentido pactar con un partido (IP)  que acababa de perder las elecciones. Nuestro pacto es con los ciudadanos, si puede haber pacto o no lo decidirá la asamblea, con la participación de todos los militantes. En este momento no puedo decir nada más, depende de la situación que se de.

-Usted vuelve a ser candidata después de un periodo en el que dio un paso atrás en el grupo municipal.  ¿Qué pasó?

-Hay momentos en la vida en que hay que replantearse las cosas. Tuve un problema laboral, yo siempre he vivido de mi trabajo y me jugaba una consolidación laboral, necesitaba tiempo para estudiar. Al final eso se ha retrasado y pude volver, aunque nunca me fui, fue solo un tiempo en el que dejé de ser portavoz y la asamblea lo entendió. El partido decidió que Julio Acale fuera temporalmete el portavoz y yo me incorporé en el momento en el que pude hacerlo.

-El equipo de gobierno acusa a IU de oponerse por sistema a cualquier propuesta.

-El alcalde miente y lo sabe. Somos de los grupos que más alegaciones ha presentado al PGOU.  Hemos llevado más de 160 propuestas a pleno y hermos demostrado que somos responsables, aunque no estamos de acuerdo en muchas cosas. Aceptamos que el PGOU lo hiciera otro equipo redactor, apostamos por el nuevo plan, aunque había cosas que no nos gustaban. Hemos dado una abstención que facilita que el PGOU pueda salir adelante. Cuando ha habido problemas importantes en la ciudad hemos sido los primeros en acudir a Alcaldía para buscar soluciones. Tratan de desprestigiarnos, pero el tiempo pone a cada uno en su lugar. IP tuvo el mismo dicurso y luego se ha visto que llevábamos razón. Hemos sido una oposicón responsable,  no nos hemos vendido, por encima de todo están los derechos de las personas, su calidad de vida. Tenemos nuestra propia personalidad y nunca hemos sido deshonestos, hemos planteado alternativas cuando hemos dicho no, y nunca cuando se trataba de problemas importantes de la ciudad. Nunca hemos mentido a los ciudadanos y eso nos ha hecho incluso perder votos. No hemos hecho promesas que no pudiéramos cumplir.

-En el último conflicto de los autobuses urbanos se ha acusado a Izquierda Unida de estar detrás con fines electorales.

-Cuando los trabajadores nos presentaron sus demandas, fuimos los primeros que les dijimos que no estábamos de acuerdo con lo de contratar a los familiares y de hecho los trabajadores retiraron ese punto. Sólo estaban pidiendo lo que tenían pactado con la empresa desde 2008. Acusarnos de estar detrás de la huelga porque el presidente del comité va en la lista de IU me parece tremendo, se ha intentado desprestigiar a un trabajador que lleva muchos años en la empresa.  IU nunca ha manipulado a nadie.

-La gente está desencantada con la política. ¿Qué está fallando?

-Es normal ese desencanto, es algo en lo que todos tenemos parte de responsabilidad. La gente ha ido viendo como cada cuatro años había promesas incumplidas por los partidos que han gobernado y se ha visto que algunos políticos se han metido en esto solo para sus propios beneficios e intereses. Yo también estoy harta, indignada, lo sufro como ciudadana y  veo en el Ayuntamiento que a veces priman los intereses personales o partidistas. A mí eso me duele tremendamente, muchas veces me he ido a mi casa frustrada. Despertar a la gente nos va a costar mucho. Hay que analizar lo que tenemos y pensar qué necesitamos, buscar algo diferente. Se tiene que dar la oportunidad a otra gente. Los políticos en su mayoría somos gente honrada, que trabajamos por los ciudadanos.

-La abstención en las pasadas municipales fue altísima, de más del 50%. ¿Qué se puede hacer para evitar esta situación?

-Hay que decirle a la gente que tiene  que votar. Una democracia no es plena si la gente no participa, la elevada abstención es algo muy preocupante.  Si las personas que no votan lo hicieran, podríamos cambiar las cosas, ese poder  lo tienen los ciudadanos.

-Ustedes han hecho siempre  hincapié en la necesidad de una mejor política social.

-Los barrios están más abandonados que nunca, algunos presentan una situación tercermundista. Nosotros proponemos un plan de actuación en barriadas según sus necesidades. Hay que equilibrar la ciudad. Cuando hay problemas de exclusión social, el entorno se ve también afectado y eso es algo que se ve hoy en el casco histórico, en el Barrio Alto y en la Zona Norte. El Barrio Alto necesita actuaciones de futuro, no poner parches. También queremos actuar en el problema de los solares abandonados, hacer viviendas de alquiler en el centro, apostaremos tremendamente por la vivienda a precio de costo y por revitalizar el pequeño comercio.

-¿Qué posibilidades tiene Izquierda Unida en estas elecciones?

-Yo confío en que la gente va a reaccionar en lo que queda de campaña, a esto hay que darle un vuelco. Muchas veces los que gobiernan creen que son los dueños del mundo, ya dicen quién va a ganar o no. Eso tiene que hacer reaccionar a  la gente, algunos piensan que van a seguir con el bastón de mando toda la vida. IU quiere demostrar que puede hacer una política distinta, nos importa la gente y la calidad de vida de las personas. Hoy por hoy, quien únicamente puede lograr ese cambio es IU, con la participación de los ciudadanos. El modelo de ciudad  lo tenemos que hacer entre todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios