2011 Elecciones

IU se presenta con las manos limpias y los pies en el suelo

  • El candidato dice que ha llegado la hora del " cambio social" · Los parados y la clase trabajadora, electores prioritarios

En su segunda cita con el electorado como cabeza de cartel sufrió los nervios de un estreno. La inquietud le duró apenas un suspiro y apareció el entusiasmo en el mismo momento en el que se vio rodeado por afiliados y simpatizantes -algo más de medio centenar-. A las puertas de la sede de Izquierda Unida, en la Plaza de la Veracruz (antes Arqueológica), el candidato a la Alcaldía de Huelva por la federación de izquierdas, Pedro Jiménez, saltaba al terreno de juego en campo ajeno (el centro es tradicionalmente votante popular) pero sin complejos. "Vamos a romper las encuestas y a ser la sorpresa de estas elecciones", alentaba a los presentes.

Con el eco final del acto que se celebraba justo al doblar la esquina (en la Plaza de las Monjas) Jiménez arrancaba con la sensación del deber cumplido en el que ha sido su primer mandato como concejal y se arrogaba como única fuerza política que llega a la campaña con las manos limpias y los pies en el suelo, frente a los "fraudes" del Partido Popular y del Partido Socialista.

En su argumentario, los preliminares de una precampaña que, a su juicio, ha venido marcada por "promesas que ni el PP ni el PSOE van a cumplir y han continuado engañando otra vez sólo por conseguir un voto", dijo para pedir "un castigo" a los partidos mayoritarios.

Jiménez echó la vista atrás para hacer balance: cuatro años de trabajo "intenso" y "consecuente" con el programa con el que la formación concurrió a las urnas en 2007, a lo que sumó el valor añadido de "la honestidad". Y, a renglón seguido, dirigió la vista al frente para reafirmar su determinación de desbloquear los proyectos pendientes en Huelva, priorizar el gasto de las arcas municipales para dirigirlo "a los problemas reales" de la ciudad y de la gente, punto en el que se refirió a la falta de centros educativos y de salud. En esta lista de prioridades incluyó el empleo, la vivienda y las políticas sociales.

Tras el cambio urbanístico y "mejoras en la fachada de la ciudad" -que reconoce-, Jiménez considera que "mientras la situación de las calles o plazas ha mejorado, la de las personas ha empeorado" y que a Huelva le ha llegado la hora del "cambio social".

De aquí al 22 de mayo, la federación de izquierdas se dirigirá especialmente a los onubenses "que están sufriendo la crisis, a los que vamos a representar de forma humilde", así como a la clase trabajadora. "Después del fraude del PSOE, si gobiernan los populares, profundizarán más en la crisis", manifestó.

Jiménez entra en juego descartando, de principio, una reedición del pacto de progreso con el Partido Socialista. "No me gusta lo que he estado escuchado hasta ahora, (los partidos mayoritarios), viven en los mundos de yupi y yo piso el suelo. No me planteo ningún pacto", afirmó.

En la cuenta atrás al 22M, el deseo de que se produzca el debate entre los candidatos de las distintas fuerzas políticas, sobre la base de las propuestas de cada formación, y "tener la ocasión -remarcó- de llegar al máximo de ciudadanos" en estas dos semanas para que conozcan las propuestas de IU. Hoy mismo, la lista que encabeza comenzará repartiendo los 20.000 ejemplares del programa que de entrada ha preparado y lo expondrá al equipo director de la Universidad de Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios